Gobierno brasileño prevé mayor contracción del PIB y aumento de la inflación

imagen (7)Sao Paulo, 22 mar (EFE).- El Gobierno brasileño prevé para este año una mayor contracción del producto interior bruto (PIB) y un aumento de la inflación, según constató hoy un informe de ingresos y gastos para 2016 del Ministerio de Planificación.


La previsión oficial del PIB para 2016, según el reporte, pasó de una contracción del 2,9 % para el 3,05 % negativo calculado ahora.

La economía de Brasil se contrajo en 2015 un 3,8 % y sufrió su mayor recesión en los últimos 25 años, un dato que refleja la acentuada depresión que atraviesa un país que durante años fue la locomotora de América Latina.

El país perdió también el estatus de buen pagador, al ser rebajada su nota soberana por las tres agencias calificadoras de riesgo.

Los analistas del mercado financiero, consultados semanalmente por el Banco Central, en tanto, consideran que la caída de la economía en este año será del 3,6 %.

El mismo informe reportó que la inflación en 2016 será del 7,44 %, cifra que supera el 7,10 % previsto anteriormente y en ambos casos por encima del 6,5 %, el techo de la meta oficial.

Los economistas consultados por la autoridad monetaria calculan una inflación del 7,43 % en su más reciente informe semanal.

De acuerdo con el informe divulgado este martes, el Gobierno autorizó un corte adicional de gastos de 21.200 millones de reales (unos 5.892 millones de dólares) en el Presupuesto de 2016, que sumados al bloqueo previsto en febrero totaliza un ajuste de 44.600 millones de reales (unos 12.395 millones de dólares).

Con ese corte, el Gobierno pretende cumplir la meta de superávit primario para el pago de intereses de la deuda pública, calculado en 24.000 millones de reales (unos 6.670 millones de dólares).

Para tratar de alcanzar un superávit primario equivalente al 0,5 % del PIB, el Ejecutivo lanzó el año pasado un plan de ajuste fiscal que incluye alzas impositivas y la reducción de los gastos del Gobierno que, según el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), se contrajeron un 1 % en 2015.

A las dificultades económicas, agravadas con un aumento del desempleo y una tasa básica de intereses en niveles máximos en los últimos años (14,25 %), se suma la crisis política que azota a Brasil, cuya presidenta, Dilma Rousseff, está amenazada con la apertura de un juicio político en el Congreso que puede costarle el cargo. (1)EFE