Inicio > Noticias > Internacional > Gobierno colombiano e indígenas inician diálogo para resolver protestas

Gobierno colombiano e indígenas inician diálogo para resolver protestas

Bogotá, 21 mar (EFE).- El Gobierno colombiano y los indígenas que mantienen bloqueada desde hace doce días la principal carretera del suroeste del país iniciaron este jueves un diálogo para resolver la protesta que ha ocasionado desabastecimiento de alimentos y combustibles en tres departamentos.

“La Mesa Técnica de diálogo entre Gobierno y autoridades de la Minga Indígena” se instaló en la vereda (aldea) Mandivá del municipio de Santander de Quilichao, en el departamento del Cauca, donde las partes realizarán un trabajo “político y técnico”.

“Nosotros como Gobierno representamos la unidad del Estado colombiano. Reconocemos primero la pluriculturalidad que tiene el país y en segundo lugar los derechos de los pueblos étnicos, entre ellos los de los pueblos indígenas”, afirmó la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, al instalar la mesa de diálogo.

La delegación oficial la lideran la ministra Gutiérrez y el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, mientras que por los indígenas participan miembros de nueve comunidades y voceros del pueblo Totoroez, que está asentado en el Cauca.

La jefa de la cartera del Interior pidió a los indígenas levantar los bloqueos en la carretera Panamericana, que comunica a Colombia con Ecuador, porque se están vulnerando “derechos fundamentales como la alimentación o libre locomoción de quienes no hacen parte de la minga”.

“Este diálogo busca mejorar la calidad de vida de los pueblos indígenas y eso se ha hecho a través del capítulo especial del Plan Nacional de Desarrollo (PND)”, afirmó Gutiérrez.

En el PND presentado al Congreso, el Ejecutivo prevé una partida plurianual de 10 billones de pesos (unos 3.240 millones de dólares) para las comunidades indígenas, de los cuales 500.000 millones de pesos (unos 162 millones de dólares) son para las comunidades del Cauca.

Santander de Quilichao ha sido escenario de cruentas protestas en las últimas dos semanas luego de que centenares de indígenas bloquearan la Panamericana a la espera de que el presidente colombiano, Iván Duque, viaje a la zona para discutir con ellos sobre acuerdos pactados con administraciones anteriores y que según ellos no se han cumplido.

Durante las manifestaciones, que en algunas jornadas han derivado en brotes de violencia, han resultado heridos siete uniformados y uno más, identificado como Boris Alexander Benítez Leclerc, murió tras recibir un disparo en el cuello.

Según las autoridades, en las protestas también han resultado heridos tres indígenas y “doce particulares”.

Ante esos hechos, Duque ha rechazado la violencia y exige el levantamiento de las barricadas que han ocasionado desabastecimiento de alimentos y combustible en Cauca, Nariño, Valle del Cauca y Huila.

En ese sentido, el Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) aseguró en un comunicado que “espera lograr buenos resultados” en los diálogos con el Gobierno para concretar la fecha de llegada del presidente Duque a la zona para “que se garantice nuestros derechos fundamentales de los pueblos indígenas, sectores sociales (campesinos) y afrodescendientes del país”. EFE

%d bloggers like this: