Gobierno colombiano investiga presunta violación del ELN de cese al fuego

Agencia EFE

Bogotá, 6 dic (EFE).- El Gobierno de Colombia anunció hoy que recopila información sobre una presunta violación por parte del ELN del acuerdo de cese al fuego bilateral durante un confuso incidente ocurrido el pasado 27 de noviembre en el suroeste del país.

El vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, aludió así a un enfrentamiento ocurrido en una zona rural del municipio de Magüí Payán entre presuntos guerrilleros del ELN y disidentes de las FARC que dejó al menos seis muertos, aunque el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, afirmó ayer que fueron trece las víctimas.

Naranjo explicó a periodistas que “todo indica” que el “ELN irrumpió por asalto y asesinó a estas personas” vinculadas “a un grupo residual de las FARC” durante “una especie de celebración”.

El cese el fuego bilateral, acordado en los diálogos de paz que el Gobierno y el ELN llevan a cabo desde febrero pasado en Quito, empezó a regir el 1 de octubre y se extenderá hasta el 9 de enero.

Días después de que se conociera el enfrentamiento en el remoto caserío de Pueblo Nuevo, se informó de cuatro muertos y que la cifra podría ser mayor, pero las dificultades para llegar a la zona retrasaron el acceso de las autoridades.

Por otra parte, Naranjo aseguró que para el Gobierno es prioritario restablecer “la seguridad y la convivencia” en Tumaco, el municipio del país con más hectáreas de coca sembradas y que al igual que Magüí Payán hace parte del departamento de Nariño.

“No haremos milagros, pero para el Gobierno es y seguirá siendo una prioridad el restablecimiento de las condiciones plenas de seguridad y convivencia en Tumaco”, afirmó Naranjo, quien se reunió hoy con siete alcaldes y los mandos militares para analizar la situación en la zona.

En Tumaco operan facciones de disidentes de las FARC, el ELN y otros grupos armados ilegales que se disputan el control del negocio del narcotráfico, la minería ilegal y los vacíos dejados por la exguerrilla en la región. EFE