Gobierno colombiano irá contra guerrilleros que atacan a civiles en Catatumbo

11680674wBogotá, 16 abr (EFE).- El Gobierno colombiano anunció hoy una ofensiva contra los grupos subversivos que atacan a la población civil, como el reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) al que se atribuyen varios asesinatos en la zona del Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander.


“Son situaciones que rechazamos. El EPL debe saber que vamos contra ellos, van a recibir toda la presión de la fuerza pública y no dejaremos que generen violencia como consecuencia de la explotación del negocio ilegal del narcotráfico”, dijo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en Ocaña, segunda ciudad de Norte de Santander, departamento limítrofe con Venezuela.

Cristo y su colega de Defensa, Luis Carlos Villegas, encabezaron hoy en Ocaña un consejo de seguridad con los mandos militares y policiales y alcaldes de la zona del Catatumbo para analizar la situación de esa región, donde desde hace décadas operan grupos guerrilleros, narcotraficantes y bandas criminales.

Tras concluir ese consejo de seguridad, el ministro de Defensa anunció que en dos meses la región del Catatumbo tendrá nuevo batallón antinarcóticos con 120 efectivos, un bloque de búsqueda de la Policía con 100 oficiales y un Gaula (unidad contra el secuestro y la extorsión) del Ejército con 45 hombres.

Esos refuerzos se encargarán de hacer “trabajos de inteligencia, policía judicial y seguimiento” a los criminales, dijo Villegas, quien añadió que el Gobierno es “consciente también de un gran problema de cultivos ilícitos” que el Gobierno combatirá en la zona del Catatumbo.

Cristo también advirtió una ofensiva contra el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que hace quince días anunció que iniciará un proceso de paz con el Gobierno pero “persiste en esta región con hechos que perturban a los ciudadanos”.

El titular del Interior se refirió a “la situación de orden público y los hechos que han conmocionado a los habitantes de Ocaña y la provincia, para evaluar la situación del ELN que no acaba de entender que la paz hay que buscarla y dar señales claras de quererla”.

Cristo agregó que también se analizará el accionar de “los herederos de (alias) Megateo”, cabecilla del EPL en el Catatumbo muerto en una operación militar y policial el año pasado, “que con sus actos generan un grave impacto en la comunidad y en la región”.

En las últimas semanas francotiradores del ELN y del EPL asesinaron a dos policías en El Tarra y en Teorama, y en esta última localidad también han sido asesinados civiles, al parecer por mantener contacto con la Policía, mientras que otros ciudadanos han sido obligados a abandonar el pueblo por los guerrilleros.

En otros municipios de la zona, como San Calixto, Hacarí o Convención, también han ocurrido acciones violentas de grupos armados contra policías y civiles.

Según dijo Cristo, el mensaje en Ocaña y al zona del Catatumbo es que el Estado colombiano reitera “el compromiso de luchar contra toda forma de delincuencia, contra el crimen organizado, contra aquellos que están asesinado policías, amenazando la gente, asesinando también población civil”.

“La instrucción a los señores comandantes locales es que delito debe combatirse en esta zona del Catatumbo y de Norte de Santander con toda la contundencia, no nos interesa quién es el autor, no nos interesa qué grupo, todo grupo o persona que esté delinquiendo se encontrará con nuestra fuerza pública”, añadió el ministro de Defensa.

Villegas dijo también que como parte de esta política la Policía incrementará “los patrullajes en las zonas urbanas y suburbanas” y el Ejército hará lo mismo en la áreas rurales. (1)EFE