Gobierno de P.Rico presenta presupuesto y dice no es deficitario pese crisis

Трейдер на фондовой бирже в Нью-Йорке. 23 июля 2015 года. Фондовые рынки США завершили торги четверга разнонаправленно за счет квартальных отчетов компаний и данных о ВВП. REUTERS/Lucas Jackson

Трейдер на фондовой бирже в Нью-Йорке. 23 июля 2015 года. Фондовые рынки США завершили торги четверга разнонаправленно за счет квартальных отчетов компаний и данных о ВВП. REUTERS/Lucas Jackson

San Juan, 23 may (EFE).- El Gobierno de Puerto Rico presentó hoy un presupuesto de 9.100 millones de dólares para el año fiscal 2016-2017, que inicia el 1 de julio, 700 millones menos que el del ejercicio actual, y aseguró que “no es deficitario” y, pese a la profunda crisis, no desatiende partidas para servicios esenciales.


“Este presupuesto que presento contiene una reducción real en gastos de casi 3.000 millones de dólares si se compara con el último de la pasada Administración”, dijo el gobernador Alejandro García Padilla durante un mensaje grabado dirigido a la Nación.

El jefe del Ejecutivo dejó claro que aunque menor si se compara con el del año fiscal que termina en semanas no reduce las partidas de salud, educación, seguridad pública, agricultura y bienestar social, garantizando los servicios que esas agencias brindan.

García Padilla resaltó que tampoco se reducen las partidas destinadas a la Universidad de Puerto Rico, juzgados o municipios, para dejar claro que a pesar de los graves problemas y la descomunal deuda que ronda los 70.000 millones de dólares no dejará desatendidos los servicios esenciales que se prestan a la población.

“Quiero destacar que el presupuesto que someteré no es un presupuesto deficitario. Está balanceado. Cada dólar que asignamos corresponde a un estimado real de ingresos recurrentes. Continuamos dejando atrás las prácticas nocivas de cuadrar el presupuesto con medidas extraordinarias de ‘recaudos’ o con préstamos”, indicó.

El gobernador apeló a que el Congreso estadounidense facilite legislación que ayude a resolver el problema de la deuda, que insistió se trata de algo heredado de pasadas administraciones y que afecta directamente al presupuesto.

“El presupuesto del próximo año, la forma en que habremos de invertir los recursos que el Gobierno genera en el año fiscal 2016-2017, se enfrenta al problema de endeudamiento excesivo que tanto hemos discutido. Es decir, la dificultad surge de que es demasiado alto el pagaré de los préstamos que tomaron y gastaron otros gobernadores”, dijo.

García Padilla sostuvo que el presupuesto hoy presentado es la mejor evidencia de que a la hora de escoger pagarle a los acreedores y dar servicio a la población se ha optado por esa última opción.

“La razón es tan poderosa como sencilla, no hay suficiente dinero para pagar préstamos y también servicios. Antes, el Gobierno se acostumbró a aumentar la deuda pública. Si el dinero no daba para pagarlo todo, iban y tomaban préstamos”, indicó, tras matizar que esa práctica no volverá a repetirse.

Dijo que en el nuevo presupuesto se depende exclusivamente del dinero que recaude el Departamento de Hacienda, con cero préstamos. Insistió, de nuevo, en que el Congreso estadounidense debe honrar su compromiso con Puerto Rico de aprobar legislación responsable y justa que alivie la crisis fiscal a través de un mecanismo que permita reestructurar la deuda.

Además, pidió que las negociaciones que desde hace meses se mantienen con los acreedores rindan fruto y se llegue a acuerdo voluntario de reestructuración por parte de los tenedores de bonos.

Señaló que otra opción es que el Tribunal Supremo de Estados Unidos valide el poder constitucional de Puerto Rico de crear su propia ley de reestructuración.

Se refirió a la situación del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), brazo financiero del Gobierno, que dijo sufre una crisis de insolvencia causada por otros Gobiernos.

García Padilla pidió a las cámaras legislativas que atiendan como se merece el presupuesto hoy anunciado, apelando, incluso, al patriotismo de los legisladores.

La advertencia a los legisladores llega después del enfrentamiento de los últimos días con las cámaras legislativas a causa del aumento del Impuesto del Valor Añadido (IVA) que favorece García Padilla para aumentar la recaudación y al que se oponen Senado y Cámara de Representantes por entender que ralentizará el crecimiento económico. (1)EFE