Gobierno de Panamá aprueba crédito adicional de 312,5 millones de dólares

Panamá, 12 oct (EFE).- El Ejecutivo panameño aprobó hoy un crédito adicional de 312,5 millones de dólares al presupuesto de este 2018, de 23.867,8 millones de dólares, para la financiación de proyectos de infraestructura, educación y seguridad.

El Consejo de Gabinete pudo autorizar el crédito adicional luego de que el Parlamento unicameral, de amplia mayoría opositora, aprobó una reforma legal que permitió elevar en un 0,5 por ciento, hasta el 2 por ciento, el déficit fiscal del sector público no financiero (SPNF) para este año fiscal.

“La modificación a la Ley 34 de Responsabilidad Social Fiscal permite una ampliación al tope de déficit por 0,5 por ciento que representa 327,2 millones de dólares, utilizando un producto interno bruto (PIB) nominal preliminar de 65.436 millones de dólares. Esta ampliación del déficit será financiada a través de recursos de crédito”, afirmó este viernes el Gobierno.

Reiteró que “este espacio fiscal tiene un fin específico de reforzar las partidas presupuestarias de proyectos de inversión de impacto significativo que se encuentran en ejecución, de forma tal que los mismos reciban un impulso adicional para continuidad de las obras y contratación de más trabajadores”.

“Este impulso” financiero es “necesario para compensar los efectos de la huelga de la construcción en la economía nacional, estimados por el propio sector en 600 millones de dólares balboas o un punto porcentual del PIB”, indicó el Ejecutivo en un comunicado.

El neurálgico sector de la construcción, que representó en el 2016 casi el 15 por ciento del producto interno bruto (PIB) panameño, estuvo paralizado un mes, entre abril y mayo pasado, por una huelga sindical que saldó con un alza salarial pactada en un convenio de 4 años de duración.

El Ejecutivo dijo que los recursos adicionales sirven además para avalar “una previsión para apoyar el periodo de transición al siguiente gobierno”, que será elegido en los comicios generales de mayo de 2019 y entrará en funciones el 1 de julio del mismo año.

El Gobierno del presidente panameño, Juan Carlos Varela, intentó en un primer momento acceder a una dispensa fiscal de 300 millones de dólares para invertirla en el financiamiento de los proyectos pendientes este y el próximo año, pero no encontró consenso entre los diputados y retiró la iniciativa.

Varios legisladores opositores argumentaron que finalmente aprobaron la reforma que permite el alza del déficit porque de lo contrario el país exponía su grado de inversión, y los créditos internacionales a los que ahora tiene acceso a muy bajo coste se encarecerían.

El Gobierno detalló este viernes que los 312,5 millones de dólares serán repartidos entre varios proyectos ya en marcha, la gran mayoría de infraestructura.

Destacan montos como el de 66,3 millones de dólares para el Ministerio de la Presidencia, que maneja proyectos de infraestructura educativa y de sanidad, entre otros; el de 65,4 millones de dólares para el Ministerio de Vivienda; el de 57 millones de dólares para el Ministerio de Obras Públicas, y el de 55 millones de dólares para el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales.

El Ministerio de Educación se lleva 34 millones de dólares; el de Desarrollo Agropecuario 8 millones de dólares; el de Seguridad 1,8 millones de dólares; el Instituto de Mercadeo Agropecuario 10 millones de dólares; y la Autoridad Marítima de Panamá 15 millones de dólares, de acuerdo con la información oficial. EFE