Gobierno del Estado realiza protocolos para la prevención del suicidio

El suicidio es un fenómeno complejo que se debe a múltiples factores, esta problemática requiere de la participación organizada de distintas instituciones gubernamentales, que con la conjunción de esfuerzos trabaje a favor de la disminución de la conducta suicida en la población de la entidad.

Debido al incremento de la incidencia de casos en el estado, el suicidio requiere de atención, la prevención, si bien es posible, comprende una serie de actividades que van desde mejorar las condiciones para la educación de los jóvenes y los niños, tratamiento eficaz de los trastornos mentales, hasta el control medioambiental de los factores de riesgo.

La difusión apropiada de la información y una campaña de sensibilización del problema son elementos esenciales para el éxito de los programas de prevención.

El Gobierno del Estado, realiza un protocolo de prevención para evitar que la sociedad tenga ese tipo de conductas, en donde diferentes dependencias como: Protección Civil, Fiscalía General del del Estado, Secretaria de Salud de Durango, Instituto de Salud Mental, Seguridad Pública Municipal y Estatal, Cruz Roja Mexicana y Programa Esmeralda buscan brindar atención a personas propensas al suicidio.

El personal se preparará para detectar situaciones e instruir para advertir cualquier caso que pueda desencadenar un acto suicida.

Además de brindarles atención integral de calidad, para resolver en el momento las situaciones relacionadas con salud mental, que en muchas ocasiones pueden mejorarse con una escucha activa, orientación adecuada, humanizada y respetuosa.

Se prestará especial atención a las personas que tienen riesgos específicos de suicidio en la vía pública e intradomiciliar, pacientes con probables síntomas psiquiátricos e ideas de muerte; con la finalidad de evitar el suicidio consumado y referir al paciente a las instancias pertinentes.

Podrá ser adoptado por quienes se desempeñan en otros ámbitos no hospitalarios; se pretende estandarizar criterios mínimos que los profesionales del área de la salud que deben tener en cuenta la valoración integral de las personas en los diferentes espacios de la atención.

En donde se permita prestar un cuidado de calidad y realizar las remisiones o interconsultas pertinentes de acuerdo a las necesidades de los pacientes.

Al personal dichas instituciones se les darán cursos de fundamentos teóricos y prácticos, herramientas para identificar y atender oportunamente a las personas en riesgo o que presentan conducta suicida en la vía pública o dentro del domicilio de manera que se favorezca una atención integral con calidad.

Los casos de suicidio consumado han aumentado considerablemente en el estado y los intentos son cada vez más frecuentes en la vía pública. Durante el 2017 se registraron un total de 135 suicidios, de los cuales 110 fueron hombres y 25 mujeres; siendo los municipios de Durango y Gómez Palacio con los más altos índices de casos registrados durante ese año.

En lo que va del 2018 se han registrado un total 110 casos de suicidio consumado, de ellos continua la prevalencia en el sexo masculino con un total de 95 casos reportados y 15 correspondiente al sexo femenino; en este año los municipios de Durango y Gómez Palacio continúan registrando los índices más altos de suicidios consumados.