Gobierno ha destinado 390 mdp a Dirección de Pensiones

Atender la situación económica de la Dirección de Pensiones le ha representado al gobierno estatal un gasto de 390 millones durante el segundo año de esta administración, debido tanto a los pasivos que tenía esta dependencia como al pago a los trabajadores jubilados, señaló el secretario de Finanzas del Estado, Jesús Arturo Díaz Medina.

Al referirse a la situación de esta dependencia, recordó que al inicio de la actual administración era bastante complicada en el aspecto financiero, por lo cual además de atender el pago de pasivos que se tenían, así como garantizar el pago a los jubilados, también se trabajó para elaborar una nueva ley que permitiera hacerle frente a la situación que se presentaba en esos momentos y también prever un creciente número de trabajadores pensionados en los siguientes años.

Agregó que con la nueva Ley de Pensiones, se busca reducir la brecha que existe entre las nuevas pensiones que deben pagarse a trabajadores jubilados y el recurso efectivo disponible, pues se sentaron las bases para avanzar en este renglón, de tal manera que dentro de 7 a 9 años, se podrá tener una situación más equilibrada entre los ingresos y egresos de la Dirección de Pensiones.

Sin embargo, con respecto a la situación que se presenta en este tema desde el inicio de la actual administración, el secretario de Finanzas puntualizó que solamente en el segundo año el gobierno estatal otorgó 390 millones de pesos para garantizar el pago a los 5,700 trabajadores jubilados que dependen actualmente de la Dirección de Pensiones, quienes enfrentaban una situación de incertidumbre por la situación económica de la dependencia, así como también para cubrir pasivos que se encontraron en la misma.

Añadió el funcionario que con la reforma que se logró en la Ley de Pensiones del Estado, se tendrá la posibilidad de resolver la falta de recursos que enfrenta en estos momentos la Dirección, además de que se podrán sanear las finanzas de la misma, con los incrementos en las aportaciones tanto por parte del gobierno estatal como de los mismos trabajadores afiliados, aunque reconoció que se trata de un proceso que llevará algunos años para que se logre el equilibro en el tema de la jubilación del personal que labora en el gobierno estatal.