Gobierno mexicano quiere impedir complicidad de jueces con crimen organizado

México, 3 may (EFE).- México aumentará su control sobre el poder judicial para impedir que jueces actúen de manera cómplice con el crimen organizado, aseguró este viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional, el mandatario expuso que ya se habló con las autoridades del Poder Judicial para que atiendan las negligencias en el comportamiento de jueces y magistrados.

“Se acordó que ellos van a actuar de manera soberana, libre, independiente, pero ya recibieron nuestra preocupación, yo ni siquiera le llamaría queja, para que atiendan este asunto”, aseguró.

No obstante, López Obrador quiso aclarar que “no solo son jueces del Poder Judicial de la federación” los que incurren en estas prácticas, sino “también jueces de los Gobiernos estatales”.

Por ello, se tiene pensado hacer una reunión con los representantes de los tribunales de justicia de los estados.

Dicha reunión “para la cooperación” la encabezará la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“Para hablar sobre este tema, que hagamos causa común, un frente para no permitir la impunidad y que nos unamos todos”, agregó el presidente.

En ese sentido, ejemplificó que, según su criterio, “si hay un presunto delincuente”, este no debe tener posibilidad de ser liberado “utilizando como pretexto que está mal integrada la averiguación”, algo que en ocasiones ocurre y favorece a los delincuentes.

“Es un asunto de criterio, un abogado ortodoxo me va a decir: usted no sabe nada de leyes, pero no es un asunto nada más de leyes, es de sentido común, que es el menos común de los sentidos”, expuso.

Para zanjar el tema, consideró que “lo importante es que ya nos estamos poniendo de acuerdo (jueces y Gobierno) para que no haya impunidad”.

Sobre otros asuntos, tras ser cuestionado por la prensa, López Obrador negó haber comprado cuentas falsas en redes sociales para atacar a sus rivales y pidió a las empresas de internet que actúen con “ética”.

“No pagamos nosotros. Yo nunca he pagado una publicidad en mis cuentas de Twitter o de Face (Facebook) desde que las tengo, nunca. Y en el Gobierno tampoco, porque sí se pagaba antes para difundir mensajes”, aseveró.

El líder izquierdista sostuvo que las redes sociales “han ayudado mucho en la transformación del país” y, aunque admitió que las cuentas falsas o bots generan una “distorsión”, dijo que prefiere “esos excesos a que no haya libertad”.

Sobre el plan de austeridad republicana que está por aprobarse en el Senado, defendió su propuesta como una forma de acabar con casos de corrupción que dejan una sangría económica en el país.

“Aquí ya se aplicó un plan de austeridad pero vamos a una fase nueva a partir de la minuta”, dijo.

Uno de los asuntos en los que se verá reflejada esta austeridad es en el los vehículos que utilizan los altos funcionarios.

El número de automotores oficiales se reducirá de 500 a tan solo 50.

“Son 450 vehículos menos, imagínense el ahorro nada más en gasolina, los compañeros chóferes lo mismo, solo van a tener chóferes los secretarios y subsecretarios o equivalentes, eso va a suponer más ahorro”, concluyó. EFE

zch-er/eat