viernes, septiembre 17, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Gobierno paraguayo acepta que 2019 fue complejo y espera recuperación en 2020

Gobierno paraguayo acepta que 2019 fue complejo y espera recuperación en 2020

Asunción, 19 dic (EFE).- El ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López, calificó este jueves al 2019 como “un año complejo” a causa de la contracción de la economía y la caída de las proyecciones de crecimiento, que se espera superar con “un rebote el año que viene”.

López señaló durante la rendición de cuentas del ejercicio 2019 de su despacho que en este 2019 la economía paraguaya se vio “golpeada por diversos factores externos”, como la desaceleración de la economía global, las condiciones climatológicas o las tensiones políticas.

Precisamente en octubre de este año el Gobierno reconoció haber entrado en recesión como consecuencia de una reducción de más de 200 millones de dólares en el apartado de ingresos del país.

También apuntó a “un problema interno” por la inestabilidad política, con una amenaza de juicio político al presidente Mario Abdo Benítez, que se instaló en el país tras conocerse la existencia un acta con Brasil de compra de energía a la represa binacional de Itaipú, situación a la que el ministro se refirió como un “problema de comprensión”.

Ante los choques externos, el Ministerio de Hacienda presentó en junio un paquete de políticas contracíclicas, con una inyección económica de 1.500 millones de dólares.

“Fueron dando resultados y tenemos, creo, el cuarto mes consecutivo de recuperación económica que nos va a poner en un final de año importante para el rebote del año que viene”, dijo el ministro ante el auditorio.

La recuperación económica a la que aludió el ministro se basa en los datos del Indicador Mensual de la Actividad Económica (Imaep), elaborado por el Banco Central del Paraguay (BCP), en los que se observa una mejora entre julio y octubre, aunque en el acumulado del año se mantiene en negativo (-0,6 %).

En su repaso por las medidas adoptadas por Hacienda este año, el titular del Fisco aludió al proceso de simplificación de la matriz tributaria, la ampliación del margen de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) para garantizar la inversión en infraestructuras o la elaboración del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020.

La LRF era, desde 2013, uno de los pilares inamovibles de la economía paraguaya, con la limitación de que el déficit fiscal anual de la Administración Central no superara el 1,5 % del producto interior bruto (PIB) estimado para ese año fiscal.

Sin embargo, este año, el Ministerio de Hacienda solicitó al Congreso modificar la normativa para elevar esa cifra al 2 % para poder seguir adelante con las inversiones en infraestructuras.

López reconoció en esta rendición de cuentas que ese cambio fue objeto de discusiones dentro de su cartera, en las que él se posicionó a favor de la “cláusula de escape” contemplada en la LRF, que permite superar ese 1,5 % si existe una mala coyuntura económica internacional, mientras que su equipo apostó “por el camino de ley” y su posterior aprobación en el Congreso.

“Se necesitaba que las obras publicas sean un elemento trascendental para el desarrollo económico del país”, justificó este jueves el ministro.

Respecto al PGN 2020, López consideró “equilibrado” el documento elaborado por el Ministerio y aseguró que “va a permitir el desarrollo importante de las políticas del año próximo”.

“Estamos alineados para tener un buen año el año que viene, siempre y cuando las condiciones climatológicas no cambien y la cuestión interna no sea más compleja de lo que ya es. Avizoramos un crecimiento de alrededor del 4 %, que creemos que es el potencial de crecimiento de Paraguay”, aseguró.

SITUACIÓN REGIONAL

López también se mostró confiado en que la convulsa situación regional ayudará a posicionar Paraguay ante “los ojos de los inversores” y eso permitirá le llegada de capital extranjero, aunque eso exigirá garantizarles “las condiciones que requieren”.

Entre los atractivos económicos que encuentran los inversores extranjeros está el régimen tributario paraguayo, en el que en este ejercicio se introdujeron modificaciones.

No obstante, López recordó que hasta 2021 no se verán los efectos de la reforma tributaria.

En este ejercicio, Paraguay logró incorporar 77.000 nuevos contribuyentes gracias a la ampliación de la base tributaria, aunque eso no fue suficiente para mejorar la recaudación, que como confirmó López, “estuvo mal, en general”, con una estimación de 300 millones menos de lo estimado. EFE

A %d blogueros les gusta esto: