Gobierno reprueba posible pago de Presidencia a defensa de nuera de Bachelet

Santiago de Chile, 13 jul (EFE).- El ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, calificó hoy de “extraordinariamente grave” la posibilidad de que Natalia Compagnon, nuera de la expresidenta Michelle Bachelet (2014-2018), haya pagado su defensa en el marco del llamado “caso Caval” con dinero de la Presidencia.

Tras la audiencia de reformalización de Compagnon y su esposo Sebastián Dávalos, en una de las aristas del caso Caval, un millonario y polémico negocio inmobiliario, el fiscal Sergio Moya señaló a la prensa en que ambos imputados le dijeron que sus defensas fueron costeadas con cuantías provenientes de Presidencia.

“Fue en una conversación que tuvo lugar a propósito de la intención de colaborar de ellos y ofrecer antecedentes, (aunque) eso no se concretó”, dijo Moya tras la audiencia realizada este viernes en el Juzgado de Garantía de Rancagua, a 86 kilómetros al sur de Santiago.

Chadwick señaló horas después, en una rueda prensa en Santiago, que “obviamente es una declaración muy grave”.

“Le corresponde al propio fiscal Moya poder indagar si eso es o no es efectivo, porque de resultar efectivo es una situación extraordinariamente grave”, enfatizó.

Preguntado si el Ejecutivo tomará parte en el juicio contra Compagnon, el titular de la cartera de Interior indicó que la Fiscalía donde está radicada la causa es la que le corresponde investigar.

“Por parte de nuestro Gobierno a quien le corresponde hacer esas indagaciones sobre gastos reservados (de la Presidencia) es a la Contraloría General de la República, pero como tenemos la investigación judicial, será la propia investigación judicial”, apostilló.

En ese mismo sentido, la ministra portavoz de Gobierno, Cecilia Pérez, aseguró a los periodistas que desde La Moneda -sede del Ejecutivo- no tenían ningún antecedente sobre el supuesto pago.

“Es una denuncia que hace el propio fiscal que está investigando el caso Caval. Nosotros lo que queremos, como cualquier persona de nuestro país, es que todos los juicios que están hoy día en el marco de los tribunales de justicia, en el Ministerio Público, sigan su curso, que se esclarezcan, que se sepa la verdad”, dijo Pérez.

“De ser cierta la denuncia del fiscal Moya, que con parte de gastos reservados de la Presidencia se habría pagado la defensa de Natalia Compagnon, serían hechos muy graves”, recalcó Pérez.

El pasado miércoles, un tribunal oral de Rancagua declaró a Compagnon culpable de delitos tributarios reiterados en el marco del mismo caso.

Al cabo de un juicio que se prolongó por 21 días y después de más de tres años de investigación, el tribunal determinó que Compagnon es culpable de delitos tributarios cometidos entre los años 2012 y 2015.

No obstante, los jueces absolvieron del delito de soborno a Mauricio Valero, socio de Compagnon en la empresa Caval.

También quedó absuelta la propia empresa, que formaba parte de la acusación.

El caso, que involucró también al esposo de Compagnon, desplomó a comienzos del 2015 la popularidad de la mandataria en su segundo mandato, que no logró recuperarla hasta que dejó el Gobierno, el pasado marzo.

El caso estalló en 2015, cuando se difundió que la empresa Caval había comprado unos terrenos en la localidad de Machalí, a unos 90 kilómetros al sur de Santiago, que vendió a terceros dos semanas después, con una ganancia de unos 4,8 millones de dólares.

Los terrenos estaban en un proceso de cambio de uso de suelo para ser urbanizados.

La Fiscalía, en su acusación, pidió cuatro años de prisión para Natalia Compagnon, y una multa equivalente al 300 % de los impuestos evadidos por la empresa a través de la presunta emisión de boletas falsas por 108 millones de pesos (unos 165.390 dólares). EFE