Gobierno repudia asesinato de joven cometido al parecer por disidencia FARC

Bogotá, 16 sep (EFE).- El secretario general de la Presidencia de Colombia, Alfonso Prada, repudió hoy y exigió esclarecer el asesinato de un estudiante, cometido presuntamente por disidentes de las FARC en el selvático departamento del Guaviare (sureste).

“Repudio total a asesinato” de Iván Torres, un aprendiz del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), escribió Prada en un mensaje de Twitter, en el que además hizo un llamado a las Fuerzas Militares a “perseguir y entregar (a los) responsables” del hecho ocurrido en la localidad de Barranquillita.

Según el diario El Tiempo, el frente primero de la disidencia, que no acepta el acuerdo de paz firmado entre las FARC y el Gobierno colombiano, asesinó a Torres, al que acusaban de “pertenecer a la red de cooperantes del Batallón 51 con sede en Miraflores, Guaviare”.

El departamento del Guaviare es, de acuerdo con las Fuerzas Militares, uno de los sitios en los que hace presencia alias “Iván Mordisco”, jefe del frente primero de las disidencias de las FARC.

Según el diario, Torres formaba parte de un grupo de muchachos que ejercía de monitores de un programa de la alcaldía de Miraflores que incluye clases de deportes, danzas y música.

En una fecha sin precisar, Torres estaba junto con el instructor de danza en Barranquillita, cuando la guerrilla irrumpió en el sitio donde estaban, les quitaron la cámara y los celulares.

“Los obligaron a borrar unas fotos y tachar varios nombres de los listados de asistencia a sus clases. Pese a la agresividad mostrada, les dijeron que los habían investigado y podían seguir trabajando con normalidad. La comunidad fue testigo del permiso otorgado y los chicos se tranquilizaron”, indica El Tiempo.

Sin embargo, días después cuatro guerrilleros, uno de ellos encapuchado y con gafas oscuras, regresaron al sitio donde dormían y abordaron a Torres y le propinaron cuatro tiros en la cabeza y uno en el pecho.

El Gobierno y las FARC firmaron un acuerdo de paz el 24 de noviembre del año pasado para terminar 52 años de conflicto.

Sin embargo, algunos guerrilleros se opusieron al acuerdo y otros fueron expulsados del grupo armado por no asumir las directrices de la jerarquía de las FARC.

Actualmente estas disidencias operan en departamentos como Guaviare, Guainía y Vichada, estos dos últimos limítrofes con Venezuela, así como en Nariño, fronterizo con Ecuador, especialmente en la localidad de Tumaco. EFE