Gobierno sin dinero para pagar a ejidatarios

  • Se pediría apoyo a Federación para indemnización: Aispuro

Por: Martha Medina

Se mantiene el diálogo con los ejidatarios que reclaman el pago de tierras afectadas por la construcción de la autopista Durango-Mazatlán, para atender sus inquietudes y resolver este tema, informó el gobernador José Rosas Aispuro Torres, quien reconoció que no se tiene la capacidad para cubrir la indemnización que piden y se necesitarán recursos federales para efectuar este pago.

El mandatario estatal manifestó que en estos momentos se trabaja con los ejidatarios, pues desde hace unos días se retomó el diálogo con ellos, además de que también se tuvo comunicación con la gente de Caminos y Puentes Federales, así como con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para analizar la situación de las tierras afectadas por la construcción de la autopista, que aún no se pagan a los dueños de las mismas.

Manifestó que en una reunión con la gente de ambas dependencias se pusieron sobre la mesa las inquietudes que plantearon los ejidatarios, con el propósito de encontrar la forma de darles una solución; al mismo tiempo, reconoció que se buscan recursos federales para atender este tema, pues manifestó que el Estado no tiene las condiciones para realizar un gasto de esa naturaleza.

“Además, la carretera y el beneficio que deja, quien lo cobra es Capufe, el Estado no tiene de manera directa un beneficio económico”, dijo el gobernador, quien manifestó que se trata de una carretera importantísima para la entidad, pero insistió en que la parte de los ingresos le corresponde a Capufe, por lo cual se pedirá no que el Gobierno Federal absorba todo este gasto, pero sí que dé un apoyo para pagar la indemnización, pues el gobierno estatal está en la disposición de hacer un esfuerzo adicional para resolver este problema.

Por otra parte, Aispuro Torres se refirió también a la situación que se presenta actualmente en relación con la autopista, al señalar que la SCT y Capufe se comprometieron a que la carretera estará abierta para la circulación de manera normal antes de semana santa, lo cual ayudará para que el Tianguis Turístico que se realizará en el puerto pueda traer un beneficio especialmente para la entidad y para que los prestadores de servicios, especialmente los hoteleros, no tengan la inquietud de que se van a cancelar las reservaciones.

Manifestó que la semana entrante se tendrá una reunión con funcionarios de las dependencias federales y los gobiernos estatales de Durango y Sinaloa para dar a conocer los detalles técnicos de cómo, en qué condiciones se hacen los trabajos y cuánto tiempo se llevará para ello.

Finalmente, respecto a la circulación de vehículos de carga por la carretera libre a Mazatlán, manifestó que se dialoga con  la SCT y la Policía Federal para poder establecer horarios para ello, aunque recordó que de acuerdo a las normas para tráfico en carreteras de esta naturaleza no pueden pasar vehículos de cierto tamaño, pero como excepción se busca una alternativa para estos transportistas, a pesar de que se trata de una vía de comunicación muy angosta.