Gobierno suspende caminata y mensaje que ofrecería Ortega por lluvias

Tribuna Noticias

Managua, 6 oct (EFE).- El Gobierno de Nicaragua suspendió una caminata prevista hoy en la que manifestarían su apoyo al presidente Daniel Ortega ante la crisis sociopolítica en el país, que ha dejado cientos de muertos desde abril, debido a las lluvias persistentes causadas por bajas presiones en el mar Caribe y océano Pacífico.

El Ejecutivo también pospuso un mensaje a la nación que ofrecería el presidente Ortega, en cadena obligada de radio y televisión.

“La caminata nuestra de todos los sábados la hemos suspendido, porque estamos donde tenemos que estar, donde nuestro pueblo nos demanda, trabajando con las familias”, explicó la vicepresidenta y primera dama del país, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

“Teníamos programadas caminatas, caravanas sábado y domingo. Mañana retomamos, si Dios, en primer lugar lo permite, y luego la lluvia”, continuó.

Al menos 1.951 viviendas fueron anegadas en Nicaragua por las lluvias de las últimas 48 horas en 11 de los 15 departamentos y dos regiones autónomas del país centroamericano, sin que se produjeran víctimas, según un informe del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres (Sinapred).

El Sinapred activó este viernes una alerta amarilla, debido a las lluvias persistentes causadas por bajas presiones en el mar Caribe y océano Pacífico.

Nicaragua vive una crisis social y política desde abril, que ha generado varias protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 512 muertos y más de 300 “presos políticos”, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 199 los fallecidos.

El diálogo que sostenían la opositora Alianza Cívica y el Gobierno para superar la crisis fue suspendido de forma indefinida en julio pasado, después de que grupos oficialistas atacaran a obispos de la Iglesia católica, quienes actúan como mediadores.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno por “más de 300 muertos”, ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega rechaza esos señalamientos y sostiene que se trata de un intento de “golpe de Estado”.

Las protestas contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder

Las protestas contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social, y pasaron a ser el reclamo de su renuncia debido a los centenares de muertos durante las manifestaciones. EFE