Inicio > Noticias > Internacional > Grecia recoge los frutos de su táctica diplomática en conflicto con Turquía

Grecia recoge los frutos de su táctica diplomática en conflicto con Turquía

Atenas, 12 ago (EFE).- Los esfuerzos diplomáticos griegos para tomar las riendas del conflicto en el Mediterráneo oriental con Turquía han comenzado a dar sus frutos con el anuncio de un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario de la Unión Europea (UE) este viernes y el apoyo de otros países a la postura de Grecia.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, convocó un Consejo de Asuntos Exteriores extraordinario un día después de que el Gobierno griego se lo solicitase, para poder discutir con todos los titulares de Exteriores la tensión surgida con Ankara por la presencia de buques sísmicos y militares turcos en una zona del Mediterráneo que Atenas considera su jurisdicción.

APOYO INTERNACIONAL

El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, se reunirá el viernes en Viena con el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, con quien tratará “la situación en el Mediterráneo oriental, a la luz de la escalada en las violaciones turca”, según anunció este miércoles el ministerio de Exteriores heleno.

Estados Unidos ya dejó claro a principios de semana que en este conflicto apoya la postura griega y pidió a Turquía que pare las exploraciones de hidrocarburos y se siente a negociar.

Asimismo, Israel anunció hoy “su total apoyo y solidaridad con Grecia en sus zonas marítimas y su derecho a delimitar su Zona Económica Exclusiva”, según afirmó una portavoz del Ministerio de Exteriores israelí en un comunicado.

Las relaciones israelíes con Grecia son muy fluidas pero, además, el reparto de las aguas mediterráneas que defiende Grecia beneficia a Israel, que firmó con este y Chipre la instalación de un gasoducto en el Mediterráneo, que pueda llevar el gas israelí y chipriota a Europa.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, está en contacto de forma constante con el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, a quien llamó hoy de nuevo para ponerle al día sobre la situación con Turquía y con el que se puso de acuerdo para coordinarse respecto a este asunto.

TODOS PENDIENTES DEL CURSO DEL BUQUE ORUC REIS

Aunque desde anoche el buque explorador turco comenzó a desplazarse hacia el este, alejándose de la ZEE griega, aún continúa en el área marcada por Turquía en el aviso a navegantes que envió el lunes, cuando el Oruc Reis salió de Antalya.

El ministro turco de Energía, Fatih Donmez, aseguró hoy en redes sociales que Turquía planea tirar dos cables de unos 1.750 kilómetros de longitud para explorar en busca de hidrocarburos.

La escalada de tensión empezó el viernes pasado, cuando Grecia y Egipto firmaron un acuerdo para delimitar sus ZEE, en un gesto destinado a invalidar un tratado similar suscrito en noviembre entre Turquía y el Gobierno internacionalmente reconocido de Libia.

En respuesta, Ankara anunció la reanudación de las actividades de exploración que había suspendido en julio, a petición de Alemania, como gesto de buena voluntad para buscar un diálogo con Grecia.

ATENAS, ESPERANZADA ANTE UNA POSIBLE DESESCALADA

Aunque la línea oficial de Atenas es de alerta máxima, de puertas adentro el tono es más calmado, como se desprende de declaraciones efectuadas el martes por algunos líderes políticos con los que se reunió Mitsotakis, así como colaboradores de su entorno.

A pesar de las amenazas de Turquía de que seguirá adelante con las prospecciones, el Gobierno griego espera que la situación se vaya calmando en los próximos días.

Prueba de ello, según dijeron fuentes cercanas a Mitsotakis a los medios locales, es que el Oruc Reis no ha comenzado todavía a explorar, a pesar de haber tirado ya cables al fondo marino, entre otras cosas, porque está rodeado de buques de la Armada griega.

Las mismas fuentes creen que con sus actuaciones, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se dirige sobre todo a su público en el interior, más que lanzar una amenaza real hacia el exterior.

Con ello, Erdogan quiere demostrar nuevamente que es un actor relevante en la región, sostiene Atenas.

A la larga, el eterno conflicto entre ambos países no podrá ser resuelto de forma bilateral, con tantas sensibilidades acumuladas a lo largo de muchas décadas a ambos lados.

El exministro de Finanzas y ahora líder del partido izquierdista Mera25, Yanis Varufakis, propuso por ello ayer a Mitsotakis que impulse una conferencia internacional en la que participen todos los países del Mediterráneo oriental, incluida Turquía -una propuesta que ya hizo Erdogan de forma similar-, ya que, dijo, el intento de resolverlo a nivel bilateral perjudica tanto a griegos como a turcos.EFE