Grupo de estudiantes nicaragüenses, asediados en iglesia por “parapolicías”

Managua, 13 jul (EFE).- Un grupo de estudiantes nicaragüenses se refugiaron hoy en la casa cural de la parroquia Divina Misericordia de Managua, donde permanecen asediados por un grupo de parapolicías y paramilitares que poco antes había asaltado la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

“Sacerdotes, con estudiantes heridos dentro de la casa cural de la parroquia Divina Misericordia, esperan todavía que pueda llegar alguien para ayudar a sacar heridos. Siguen rodeados de fuerzas parapoliciales que disparan”, denunció en su cuenta de Twitter el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio José Báez.

El grupo se refugió en la parroquia, anexa a la UNAN, a donde estaban trasladando a estudiantes heridos que llevaban varias semanas encerrados en la sede universitaria para pedir la renuncia del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

El obispo auxiliar envió su “cercanía fraterna con los queridos sacerdotes, Raúl Zamora y Erick Cole, de la parroquia Divina Misericordia”, quienes se encuentran “en constante comunicación y búsqueda de auxilio para ellos, los estudiantes heridos y demás personas en casa cural”.

Una situación similar se produjo el pasado lunes en la basílica San Sebastián de Diriamba, que está a unos 40 kilómetros de Managua, hasta donde se desplazó una delegación de la Iglesia católica para liberar a un grupo de opositores asediados por paramilitares y parapolicías que retomaron la ciudad a sangre y fuego.

Allí, una turba “orteguista” se desató y se dirigió contra los sacerdotes que habían acudido a la zona, así como contra los periodistas que les acompañaban para documentar la salida de los opositores.

Entre los clérigos agredidos estaban el nuncio Stanislaw Waldemar Sommertag, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez. EFE