Guatemalteca pasa la Navidad en aeropuerto antes de cumplir con deportación

KSL.com

 

Denver (EE.UU.), 26 dic (EFE).- La guatemalteca María García Santiago pasó el día de Navidad en el aeropuerto de Salt Lake City (Utah) antes de cumplir esta madrugada con la orden de dejar el país junto con sus cuatro hijos, todos ellos estadounidenses, informó hoy la organización comunitaria Unidad Inmigrante.

“Resulta irónico que el mismo día que celebramos la Navidad, es decir, el día que una familia desplazada buscó refugio, aquí en Utah enviamos lejos a una madre. Es injusto y lo peor de todo es que esto es solamente el principio”, dijo a Efe Amy Domínguez, portavoz de Unidad Inmigrante.

Santiago huyó de Guatemala hace 15 años para escapar de la “intensa violencia y abuso” en ese país e ingresó un año después a Estados Unidos, donde se le concedió un permiso humanitario especial debido a las razones de su ingreso.

Se radicó en Salt Lake City, donde hasta este lunes vivía con sus hijos, de 11, 9, 5 y 3 años.

En septiembre pasado, las autoridades de Inmigración le informaron de que su pedido para regularizar su situación y obtener residencia permanente había sido rechazado y que iba a ser deportada en octubre.

Esa fecha fue postergada dos veces, pero el pasado 20 de diciembre se le indicó que su salida forzosa del país debería ser hoy, a riesgo de ser arrestada y deportada si permanecía en Estados Unidos.

El fracaso de las gestiones, puntualizó Domínguez, se debió a que en 2015 Santiago fue convicta por usar información de otra persona para obtener trabajo.

Por ese problema legal, Santiago no se presentó a una cita con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y se inició el proceso para su deportación.

Este lunes, poco antes de la medianoche, unos 20 amigos de Santiago y dirigentes comunitarios se reunieron en el aeropuerto de Salt Lake City para despedir a Santiago y su familia.

Domínguez expresó su preocupación por el futuro de Santiago en Guatemala, debido a las dificultades que una madre soltera con cuatro hijos estadounidenses puede enfrentar en ese país.

“Es una situación imposible. Ella no tiene conexiones en Guatemala. No tiene familia. No tiene un lugar donde ir. Y uno de sus hijos necesita medicamentos que no serán fáciles de obtener en Guatemala”, comentó la dirigente. EFE