Guillermo Portillo  Muñoz recibió el sacramento de la Primera Comunión

Durante hermosa y emotiva ceremonia eucarística, el jovencito Guillermo Portillo  Muñoz recibió, por primera ocasión, el Sacramento de la Comunión, que fue el máximo premio a su dedicación y con ello reafirmo su fe ante el Supremo.

La celebración sacramental se llevó a cabo en días pasados, en la Catedral Basílica Menor, hasta donde se dieron cita familiares y amistades cercanas para ser testigos de este bendito acto de fe.

En tan esperada y especial ocasión para Guillermo estuvo acompañado por sus padres, los señores Sonia Muñoz Ortiz y José Guillermo Portillo Rivas, quienes llenos de emoción siguieron atentos la ceremonia y atestiguaron el momento preciso en que su hijo recibió el Cuerpo y la Sangre de Cristo a través de la blanca hostia mojada por el cáliz.

También durante el acto religioso estuvo su abuelita la señora Rosa Margarita Rivas y José María Rivas, quienes hoy tienen la honrosa distinción de ser sus padrinos de velación los cuales le desearon lo mejor al jovencito y elevaron sus plegarias por su bienestar.

Durante la ceremonia el neocomulgante escuchó con atención el mensaje del sacerdote celebrante, quien la exhortó a seguir siempre su fe católica y encaminar su vida por el camino correcto como lo indica la Iglesia Católica.

Después de la ceremonia se ofreció una rica comida en honor al suceso protagonizado por  Guillermo, la cual tuvo lugar en el salón de eventos “Disney”, hasta donde con gusto se dieron cita familiares y amigos los cuales lo colmaron de felicitaciones y bendiciones.

Entre los presentes que se dieron cita para felicitar a Guillermo anotamos a su hermana la jovencita Naomi, la cual le deseó lo mejor de la vida  y lo llenó de un sinfín de apapachos en este especial día para el.

Sin duda alguna fue un día lleno de muchas bendiciones para  la familia  Portillo  Muñoz, y para el nuevo neocomulgante,  el cual siempre conservarán en sus memorias como un lindo recuerdo.

Enhorabuena para Guillermo, por reafirmar su fe ante Dios.