martes, diciembre 7, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Guterres pide contención a los líderes de Mali para no aumentar la tensión

Guterres pide contención a los líderes de Mali para no aumentar la tensión

Naciones Unidas, 20 jun (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, lanzó este sábado un mensaje de contención en Mali y exigió a sus líderes políticos que no empeoren una ya tensa situación en el país, después de que decenas de miles de malienses se echaran de nuevo a la calle el viernes para pedir la salida del presidente de la nación, Ibrahim Boubacar Keita.

“El secretario general pide a todos los líderes políticos que lancen un claro mensaje a sus seguidores para que ejerzan la máxima moderación y que se abstengan de cualquier acción que pueda aumentar las tensiones”, señaló Naciones Unidas en un comunicado remitido a la prensa.

Un “consternado” Guterres también quiso subrayar la importancia del diálogo y pidió a las partes que trabajen de manera “inclusiva y constructiva para preservar el Estado de derecho y el respeto a los derechos fundamentales”.

Además, expresó su total apoyo a los esfuerzos de mediación de la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (CEDEAO), y aseguró que la ONU, a través de su representante especial en Mali, seguirá “acompañando a los malienses en sus esfuerzos por consolidar la paz y la democracia”.

La manifestación del viernes, en las que la policía lanzó gases lacrimógenos contra los ciudadanos, es la segunda de esta envergadura que se produce en Mali este mes, y pone de relieve la creciente oposición a la que se enfrenta Keita, que llegó al gobierno en 2013 después de que una operación militar francesa expulsara del norte del país a un grupo islámico extremista que se había hecho con el poder.

Por una parte, Keita recibe críticas por parte de los ciudadanos por su manejo de la crisis jihadista, mientras que los partidos de la oposición y la comunidad religiosa han acusado al gobierno de corrupción.

La inestabilidad que azota Mali comenzó con el golpe de Estado de 2012, cuando grupos tuareg rebeldes, junto a organizaciones yihadistas, se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.

Los yihadistas fueron teóricamente expulsados en 2013 gracias a una intervención militar internacional encabezada por Francia, pero extensas áreas del país, sobre todo del norte y del centro, escapan al control estatal, de lo que se aprovechan grupos terroristas. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: