Hallan tiradero clandestino de basura

  • Recolectan 3 toneladas de desechos, pañales y botellas de vidrio

 Por: Andrei Maldonado

Recientemente fue detectado por las autoridades un tiradero clandestino en la comunidad de Navíos, ubicada en la Zona Sierra del municipio, donde se recolectaron hasta 3 toneladas y media de desechos, principalmente pañales y botellas de vidrio.

Como parte de los recorridos semanales que personal de Servicios Públicos realiza a comunidades del medio rural, tanto de las zonas Sierra como Valle, se detectó un tiradero clandestino cerca del poblado en mención, ubicado a unos kilómetros al poniente de la capital, en donde se recolectaron principalmente botellas de vidrio, llantas y pañales desechables que ya fueron retirados.

Autoridades señalaron que lamentablemente este incidente no es nuevo, ya que con frecuencia se da la reincidencia de personas que utilizan predios de uso común en los poblados como tiraderos, habiendo registrado casos en las comunidades más grandes del municipio, entre ellas El Pueblito, El Nayar y La Ferrería, donde incluso los desechos tecnológicos han ido a parar a los ríos.

En cuanto a la zona urbana continúan detectándose lotes baldíos atestados de basura y escombro, el cual es dejado de manera irresponsable por personas que efectúan una modificación a sus casas y en vez de ir al relleno sanitario o solicitar informes sobre dónde tirar dichos escombros prefieren dejarlos en los predios que encuentran sin barda ni malla.

Por ello el llamado a la ciudadanía es a evitar este tipo de conducta que es a todas luces una irregularidad y una falta al reglamento que amerita una sanción económica, así como a denunciar cualquier incidente de este tipo del que sean testigos; así mismo cabe recordar que la limpieza y el bardeo de propiedades privadas es responsabilidad de los propios particulares.

Las autoridades informaron que hace una semana se implementó en Durango la estrategia nacional “Limpiemos Nuestro México”, por el cual 600 trabajadores de Servicios Públicos más otras 400 personas entre funcionarios públicos y miembros de la sociedad se dieron a la tarea de recabar 170 toneladas de basura, llantas, maleza y escombro en el Carril 2000.