Hamburguesa de avispas y patatas con termitas en feria gastronómica hondureña

La Oropéndola Sostenible

Tegucigalpa, 25 abr (EFE).- La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en Tegucigalpa celebró hoy la Feria Gastronómica del Invertebrado, en la que los comensales pudieron degustar hamburguesas de avispa y patatas con termitas.

La feria fue organizada por la carrera de Biología de la UNAH, con un variado menú en el que también hubo platillos a base de erizos y pepinos de mar; hormigas, cucarachas, escorpiones, tarántulas, medusas y gusanos, presentados como menús de cocina internacional.

Los estudiantes de Biología se encargaron, además, de buscar los productos y prepararlos, en lo que también contaron con la asistencia del “chef” de la selección hondureña de fútbol, Oswaldo Sandoval.

Paellas con gusanos de tierra, tacos mexicanos con salsa de hormigas, mejillones a la vinagreta y “gringas” (tortilla de harina de trigo) con gallinas ciegas (gusanos), también fueron parte de la feria, en la que los estudiantes explicaban sobre el proceso de cultivo de los invertebrados y su alto contenido proteínico.

Sandoval, quien preparó unos pepinos de mar, indicó que esta comida, lo mismo que el erizo de mar, que son muy apetecidos en el mercado internacional, todavía no son parte de la dieta del hondureño, aunque sí tienen alguna demanda en restaurantes orientales en el país centroamericano.

Uno de los comensales comentó a Acan-Efe que la feria gastronómica de invertebrados, de la que se han celebrado varias ediciones, “siempre tiene algo de aventura o, en ciertos casos, por apremio, como en las sequías africanas cuando los otros alimentos escasean”.

“Sin embargo, son productos que bien tratados, como debe ser con cualquier ingrediente, son exquisitos y entran a restaurantes de alta cocina, como el erizo de mar, que solamente se consume su esencia y llega a costar entre 60 y 100 euros (72,6 y 121 dólares) su consumo en un plato en Europa. El gusto es muy variado”, añadió.

La sorpresa para algunos de los asistentes a la feria fue que los platillos que tenían para la venta se vendieron luego.

Dos horas después de iniciada la feria, los organizadores se quedaron solamente ofreciendo degustaciones.

La feria tuvo entre otros platillos, de entrada, crepas con abejas y bruschettas con termitas, pasando por platos fuertes como pinchos de calamar y patatas gratinadas con termitas, mientras que entre los postres figuraron jocotes en miel con abejas y pastel “chupatel dedo” con abejas, entre otros. EFE