Hammond y diputados conservadores tachan de traición un “brexit” sin acuerdo

Londres, 14 ago (EFE).- El exministro de Economía británico Philipp Hammond aseguró que una salida sin acuerdo de la Unión Europea (UE) sería una “traición” al referéndum de 2016, en una carta consensuada con diputados conservadores y firmada por él, que publica este miércoles el diario británico The Times.

El ex “chancellor” señaló que tanto él como sus colegas habrían preferido “mantenerse al margen” y dar tiempo al primer ministro, Boris Johnson, para desarrollar su plan del “brexit”, pero agregó que las primeras “señales” no son “alentadoras”, de cara a conseguir un pacto con Bruselas.

Hammond, quien presentó su dimisión ante el nombramiento de Johnson como “premier”, acusó al Gobierno de intentar “impedir” la oportunidad de lograr un tratado para la ruptura con la UE realizando peticiones que la UE no va a aceptar.

“A día de hoy, no hay una petición popular para un “brexit” sin acuerdo. Puede que los favorables a un “brexit” duro sean los que más ruido hacen, pero no son los más numerosos. Mucha de la gente en este país quiere que nos vayamos de una forma suave y ordenada, que no altere sus vidas”, explicó Hammond.

“Que no cueste puestos de trabajos o perjudique a su nivel de vida, independientemente de que votaran a favor de irse o de quedarse. El Parlamento refleja la opinión de la mayoría y es lo que hará que nuestra voz se escuche. Salir sin acuerdo sería una traición al referéndum de 2016. No debe pasar”, añadió.

El exministro incidió en que es un “mito” que una ruptura a las bravas no conllevará “problemas” y sostuvo que es “absurdo” que algunas figuras clave del Gobierno hayan sugerido que beneficiará económicamente al Reino Unido.

También se ha sumado a esta postura el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, quien afirmó durante el Festival Fringe de Edimburgo que peleará “hasta el último aliento” contra cualquier intento del primer ministro para suspender el Parlamento y poder salir sin acuerdo de la UE.

Johnson ha reiterado que quiere que la salida de la UE se produzca con consenso, pero de no conseguirlo, ha advertido de que se producirá un divorcio abrupto el próximo 31 de octubre.

El acuerdo que la ex primera ministra Theresa May presentó al Parlamento en tres ocasiones fue rechazado y la UE no está dispuesta a incluir cambios sustanciales en ese tratado. EFE