Hannah Valeria Martínez Fernández llegó a la edad de las ilusiones

Durante una emotiva ceremonia religiosa  la cual se  llevó  a cabo en la Catedral Basílica Menor, la bella jovencita Hannah Valeria Martínez Fernández le dio gracias a Dios por permitirle llegar  a la edad de las ilusiones.

La joven caminó hasta el altar luciendo un hermoso vestido y fue acompañada en el trayecto por sus queridos padres los señores Alejandra Fernández y Ernesto Martínez, quienes lucieron elegantes y con fervor alzaron sus oraciones en honor de la felicidad de su  querida hija.

En esta ocasión Rocío y Gabriela Fernández tuvieron el gran honor de  fungir como sus madrinas las cuales prometieron a Dios estar siempre al pendiente de su ahijada y darle buenos consejos durante su juventud, además escucharon  muy atentas el mensaje divino y junto a la bella quinceañera recibieron la bendición y elevaron su fe.

Al finalizar la ceremonia  religiosa la cumpleañera protagonizó una fantástica fiesta en  el bonito salón social “Jardín”, hasta donde se dieron cita familiares y amigos más cercanos a la familia  para vivir una velada juvenil.

Durante la recepción los invitados pudieron degustar de una rica cena la cual se hizo acompañar de lagunas refrescantes bebidas y deliciosos postres, los cuales se prepararon especialmente para este lindo día de celebración.

Posteriormente la festejada pasó al centro de la pista para bailar su vals en el cual fue acompañada por su querido padre, con el cual deleitaron a todos los presentes con una bella pieza musical.

Entre los presentes anotaos a sus abuelitos los señores Rocío Quintana, Rogelio Fernández y la Sra. Esperanza Concha viuda de Martínez, quienes le desearon lo mejor a su linda nieta durante este gran día.

Hannah Valeria se notó muy emocionada y en todo momento estuvo rodeada de halagos y felicitaciones, sin duda fue un día lleno de sorpresas para la familia Martínez Fernández, el cual siempre recordarán para toda la vida.

Muchas felicidades para la bella jovencita por su debut en sociedad.