Hasta 20 años de prisión a quien utilice a niños en bloqueos: LEBO

 

Luis Enrique Benítez La iniciativa de reformas a la Ley para la Protección de los Derechos de las Niñas, los Niños y Adolescentes, así como al Código Penal; tiene la finalidad de evitar que los menores de edad participen motines y bloqueos, ya que puede sufrir lesiones graves a su integridad, señaló el diputado Luis Enrique Benítez Ojeda.

En este sentido, consideró importante concientizar a la sociedad del uso de menores de edad en situaciones de alto riesgo, como instrumentos para desalentar a la parte institucional en la toma de acciones eficaces y eficientes tendientes a sofocar los movimientos efervescentes de algunos grupos sociales.

De esta manera, se busca establecer sanciones más severas al Código Penal que vayan de uno a 10 años de prisión y de cinco a 50 días multa a quienes empleen o fomenten el uso de niñas, niños y adolescentes en bloqueos y motines que pongan en riesgo su seguridad e integridad se les aplicará la agravante, pudiéndosele imponer una pena de hasta 20 años de prisión.

Benítez Ojeda comentó que debido a su condición de poco criterio, experiencia y la facilidad con la que pueden ser influenciados, los menores de edad deben ser protegidos en la medida de lo posible en el mayor número de supuestos, por ello no se deben considerar poco los esfuerzos por parte del Estado, los municipios, la familia y la sociedad en general tendientes al aseguramiento de su seguridad e integridad.

Agregó que la gran mayoría de la sociedad no ha tomado la conciencia suficiente en relación con a este tema, pues constantemente se sigue observando en la práctica el acompañamiento de menores de edad en los bloqueos y motines, razón por la cual urge que se tomen las medidas necesarias para prevenir ahora y no lamentar después la perdida de menores por la tardía actuación de todos.

El legislador puntualizó que una de las medidas más contundentes que se pueden tomar por parte de quienes tienen a su cargo la difícil pero necesaria tarea de frenar ciertas conductas inaceptables socialmente, estriba en la implementación de sanciones más duras, con la finalidad de persuadir a aquellos autores intelectuales, a los dirigentes, a los organizadores, a los incitadores de este tipo de prácticas.

A la iniciativa, se sumaron los diputados Rosa María Triana, Marisol Peña, Francisco Ibarra y Ever Mejorado.