Hay que poner fin a la violencia contra las mujeres: AVH

Durango dentro de la media nacionalAdriana de Jesús Villa Huizar

  •  Convoca a los tres niveles de gobierno multiplicar esfuerzos

La diputada Adriana de Jesús Villa Huizar convocó a los tres niveles de gobierno y a los duranguenses a multiplicar esfuerzos para poner fin a la violencia contra las mujeres y lograr la equidad entre hombres y mujeres, disminuyendo la brecha de género en la educación, trabajo, salud y salarios.

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, que se conmemora este 25 de noviembre; la legisladora consideró necesario no pasar desapercibida esta fecha, la cual debe ser motivo para convocar a la reflexión y al debate para diseñar políticas públicas más efectivas.

Informó en Durango, según datos del Instituto Estatal de las Mujeres, siete de cada 10 mujeres mayores de 15 años reconocieron haber sufrido violencia por parte de sus parejas; de las cuales 120 mil han sufrido violencia emocional; 78 mil han recibido violencia física y 42 mil han sido víctimas de violencia sexual.

Agregó que la Encuesta sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, más del 60 por ciento de las mujeres mexicanas ha sufrido al menos un incidente de violencia de cualquier tipo, llámese física, emocional, laboral, comunitaria, donde el Estado se encuentra dentro de esa media nacional.

En este sentido, la legisladora consideró necesario que más   mujeres ocupen los espacios donde se toman las decisiones, como las cuotas de género han contribuido sustancialmente para poner los temas de la mujer en la agenda pública.

De manera, particular el Poder Judicial tiene que impartir la justicia con perspectiva de género, ya que de acuerdo a la comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina el principal problema que se enfrenta en el siglo XXI las mujeres son el maltrato, la discriminación y el abuso no han disminuido significativamente y sobre todo la impunidad de los agresores sigue siendo la peor pesadilla de las mujeres.

En este sentido, Villa Huizar comentó que las cifras de la violencia contra las mujeres son el reflejo de una sociedad que no ha logrado transitar a una auténtica democracia, a un verdadero Estado Constitucional de Derecho, en el cual, los derechos fundamentales deben ser los ejes rectores de la convivencia ciudadana.

La representante popular afirmó que aunque se han logrado avances significativos, el país sigue siendo un lugar un donde las mujeres son el común denominador en los factores de vulnerabilidad de los índices de pobreza, salud y violencia.

Agregó que el 15.5 por ciento de las mujeres mexicanas enfrentan violencia comunitaria, sobre todo en el medio rural indígena, donde la desigualdad sexual tiene un arraigo ancestral, y donde es necesario combatirla a través del desarrollo y el fortalecimiento educativo en estos pueblos hermanos, obviamente en un marco de respeto a sus costumbres, pero también de los derechos humanos.

Además de que más del 50 por ciento de las mujeres enfrenta la violencia en el hogar, donde los roles y los estereotipos asignados por razón del género, siguen condenando a muchas mujeres a vivir una vida llena de abusos, de vejaciones y humillaciones que dañan su dignidad y su libertad.