Hernández aprueba decreto para acelerar depuración de la Policía de Honduras

b2202237e097351bfcbb84b2e7ed6c31Tegucigalpa, 11 abr (ACAN-EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aprobó hoy un decreto ejecutivo para acelerar la depuración de la Policía Nacional y transformar esa institución, salpicada por la corrupción y el crimen en los últimos años.


El decreto fue aprobado por Hernández en un Consejo de Ministros, y la decisión autoriza al ministro hondureño de Seguridad, Julián Pacheco, para que proceda de “forma inmediata” a realizar cambios en la Policía, según un comunicado de la Casa Presidencial.

El ministro coordinador general del Gobierno, Jorge Ramón Hernández, dijo en una comparecencia ante periodistas que la decisión “se complementa” con un decreto aprobado el jueves pasado por el Parlamento hondureño que declara como emergencia la depuración de la Policía.

“Este decreto lo que establece es una decisión del poder Ejecutivo de hacer una reestructuración de la Secretaría de Seguridad y de la Policía Nacional”, explicó.

El gobernante sancionó el viernes el decreto aprobado un día anterior por el Parlamento hondureño, tras una publicación del diario hondureño El Heraldo que denuncia la supuesta implicación de agentes y oficiales en el asesinato del zar antidrogas Julián Arístides González, el exasesor antidrogas, Alfredo Landaverde y el fiscal Orlan Chávez, entre 2009 y 2013.

El alto funcionario indicó que el proceso de reestructuración debe “permitir acelerar el proceso de depuración” aprobado por el Congreso Nacional.

“La Secretaría de Seguridad ha venido conduciendo evaluaciones y trabajos previos con el propósito de encaminar este proceso”, enfatizó.

El ministro de Seguridad indicó que el decreto ejecutivo permitirá “ampliar el proceso de depuración” y realizar “una reestructuración” tanto de la Secretaría de Seguridad como de la Policía.

“Queremos enfocarnos para resolver este problema de una vez por todas y recuperar la credibilidad y confianza de nuestra institución, abarcar tanto la parte civil como la parte policial”, subrayó el alto funcionario.

El ministro hondureño enfatizó que este proceso se tiene que hacer “mediante un mecanismo más expedito, como es el de la reestructuración que conlleva el gran esfuerzo de depurar a la institución y tener una Policía confiable, y que esté enfocada en la tarea de brindar a la ciudadanía la seguridad que se merece”.

El ministro de la Presidencia, Reinaldo Sánchez, dijo por su parte que este martes el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, que preside el gobernante, conocerá a las personas que integrarán una comisión que acompañará el proceso de depuración de la Policía.

Sánchez pidió a los hondureños “tener la confianza” de que el presidente está trabajando, pero requiere el acompañamiento de la sociedad civil para avanzar en la depuración policial.

Además anunció que el martes el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad se reunirá con representantes de los países y organismos cooperantes para “profundizar sobre ese tema” y definir la “ruta de apoyo” de la comunidad internacional al proceso.

“Este es un tema de mucho interés de los amigos que han estado por mucho tiempo acompañando este tema y que han querido que la depuración policial pueda avanzar a paso seguro, pero rápido, para dar respuestas a la población”, enfatizó el alto funcionario.

La Policía hondureña esta en proceso de depuración desde 2011 debido a que ha sido salpicada por denuncias de corrupción por parte de sus agentes y oficiales involucrados en asesinatos y otros delitos. (1)ACAN-EFE