Hijo de histórico líder opositor de Uruguay anuncia su cambio al oficialismo

Montevideo, 10 sep (EFE).- El político uruguayo Juan Raúl Ferreira, hijo del histórico líder del Partido Nacional de Uruguay (PN) Wilson Ferreira Aldunate (1919-1988), anunció hoy su cambio al partido oficialista que gobierna en ese país, el Frente Amplio (FA), tras manifestar una serie de diferencias con su bancada anterior.

“Me he distanciado del PN porque no sentía que el ‘Wilsonismo’ estaba expresado o representado en sus filas. Lo que es seguro es que el ‘Wilsonismo’ fue una de las expresiones progresistas de la vida del país y hoy el progresismo está en el FA”, dijo a la prensa Ferreira.

El exintegrante de la Institución Nacional de Derechos Humanos de ese país resaltó que su cambio de partido no obedece a aspiraciones políticas, ya que la ley le impide ejercer cargos por su anterior trabajo en la defensa de los Derechos Humanos.

“Quiero que se viva su pensamiento y su sueño, que al no estar reflejado en el PN, siento que acompañado de gente progresista de todos los orígenes como él mismo pregonó voy a estar honrando su memoria”, sostuvo.

De igual forma, Ferreira precisó que su cambio al FA obedece a “evitar cualquier posibilidad” de que en Uruguay “se viva un escenario” como en Brasil o Argentina.

“No hay duda de que el modelo institucional brasileño y el modelo económico argentino es lo que pregona el PN, ellos lo dicen”, concluyó.

Wilson Ferreira Aldunate fue uno de los políticos más críticos con la última dictadura de Uruguay (1975-1983).

Vivió la mayoría de los años de la dictadura de su país exiliado en Argentina, donde inició un combate contra el régimen militar uruguayo pronunciando discursos ante las cortes españolas y el Senado de EE. UU. que conllevaron que el país norteamericano suspendiera su asistencia a la dictadura uruguaya.

En 1984 regresó en barco desde Buenos Aires y tuvo un recibimiento emocionante en el puerto de Montevideo, pero fue detenido inmediatamente por orden de los militares que aún gobernaban en el país.

Fue procesado por delitos subversivos y traición a la patria y no pudo cumplir su voluntad de ser candidato presidencial en las elecciones de 1984, que supusieron el retorno de Uruguay a la democracia. EFE