Hipertensión arterial, un problema de salud

La hipertensión es un problema de salud que afecta a más del 25 por ciento de la población, de los cuales un número importante de personas no están tratadas, y más del 50 por ciento de quienes reciben tratamiento no tienen las cifras de tensión controladas.

El Secretario de Salud, Sergio González Romero, comentó que se fomentan acciones precisas para disminuir los padecimientos comunes que afectan la población duranguense, entre ellos la hipertensión arterial, un problema de salud pública a nivel mundial que tienen como factores de riesgo la herencia, género y raza, mismos que no son modificables, aunque en la mayoría de los casos se padece debido a la obesidad, el tabaquismo, el alcoholismo y el consumo excesivo de sal en los alimentos, aunado a la inactividad física.

Durante este año, en la Secretaría de Salud en el Estado se han detectado 6 mil 862 nuevos pacientes, siendo el sector femenino el más afectado con 4 mil 34 pacientes y 2 mil 828 hombres, y que al momento cumplen con el proceso médico para controlar los índices de presión arterial recomendada con base a los estudios y tratamientos determinados por el personal médico.

Lamentablemente, del porcentaje en tratamiento al menos el 40 por ciento de ellos también padece diabetes, por lo que se trabaja constantemente en la vigilancia personalizada para mantener estables los índices de azúcar y presión, además de trabajar para la disminución de peso en cada paciente, presentar planes de alimentación balanceada, realizar ejercicio por lo menos tres veces por semana, eliminar el consumo de alcohol, tabaco y sal.

Cabe mencionar que esta enfermedad es prevenible y es más segura la prevención que el tratamiento de sus complicaciones como lo son las cirugías de derivación cardiaca, cirugía de la arteria carótida o diálisis peritoneal; por lo que el principal objetivo es reducir el número de personas con cifras elevadas, esto con los cambios que se deben tener para tener un mejor estilo de vida sobretodo saludable.