Inicio > Noticias > Local > Hipertensión, enfermedad silenciosa: IMSS

Hipertensión, enfermedad silenciosa: IMSS

La hipertensión es una enfermedad crónica degenerativa que se caracteriza por la elevación de las cifras de la presión arterial, su detección se realiza tardíamente en la mayoría de los pacientes, ya que se considera una enfermedad silenciosa por no presentar en un inicio síntomas.

Cardiología del Hospital General de Zona Uno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Delegación Durango, señaló que el prevenir esta enfermedad podría evitar que se llegaran a presentar problemas de salud más graves, tales como arterioesclerosis, infarto al corazón o al cerebro y hemorragia cerebral, que puede desencadenar la muerte.

La Delegación brinda un promedio mensual de 44 mil 720 consultas por hipertensión arterial con 917 nuevos casos, estos datos al 20 de abril del presente año, de los cuales 434 son hombres y 483 son mujeres.

El Seguro Social fomenta la importancia de mantener una vida saludable a través de una alimentación balanceada, actividad física y visitas periódicas al médico para conocer las condiciones de salud.

Dijo que para ello es necesario tomar en cuenta los factores que predisponen esta enfermedad: antecedentes familiares, sobrepeso, obesidad, estrés, falta de actividad física y alto consumo de azúcares, grasas y sal.

Este padecimiento, afecta a partir de los 50 años de edad; sin embargo, existen casos en niños y jóvenes con problemas de obesidad que aumentan el riesgo de desarrollarla.

Algunos de los síntomas pueden ser: dolor de cabeza, alteración de la visión, zumbido de oídos, falta de aire, síntomas que refieren una alteración cardíaca. Por ello, es necesario estar atento a las alteraciones que se presenten y acudir de inmediato al médico.

Detalló que el valor de la presión arterial se compone por la presión sistólica, correspondiente a la que ejerce la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos y su nivel máximo es de 120 y la presión diastólica que se refiere al valor mínimo, cuando el corazón se relaja después de una contracción, siendo de 80, dando por resultado un valor promedio de 120/80.

La diferencia de los valores en la presión arterial dependerá de cada persona; sin embargo, se considera elevada cuando alcanza niveles mayores de 140 en sistólica y de 90 en diastólica.

Por ello, puntualizó, es indispensable acudir a los módulos de PrevenIMSS para obtener un diagnóstico personalizado y con base en él llevar una vida sana y disminuir las probabilidades de padecer hipertensión o lograr la detección oportuna de la misma.

%d bloggers like this: