Holanda celebrará en marzo referéndum sobre ley para pinchar comunicaciones

 

 

La Haya, 14 nov (EFE).- Holanda celebrará el próximo 21 de marzo un referéndum no vinculante sobre una ley para interceptar las comunicaciones en internet, coincidiendo con las elecciones municipales, informó hoy el Gobierno holandés.

La consulta tendrá lugar después de que sus promotores superaran las 300.000 firmas necesarias para organizarla.

La pregunta que aparecerá en las papeletas será “¿Está usted a favor o en contra de la Ley de Inteligencia y Seguridad de 2017?”, en referencia a una norma aprobada por el Parlamento que da más poderes a los servicios secretos holandeses para interceptar comunicaciones a través de internet.

Sus defensores argumentan que se trata de una actualización de otra norma cuyo objetivo es rastrear con eficacia los mensajes que se intercambian, a través de correos electrónicos y aplicaciones de mensajería instantánea, sospechosos de terrorismo y actividades criminales.

Sin embargo, los promotores del referéndum han criticado que los servicios secretos podrían investigar “de forma masiva” las comunicaciones de personas no vinculadas con ninguna actividad delictiva, según un comunicado de Amnistía Internacional.

La ONG criticó que la norma también permitiría que los datos personales y las comunicaciones interceptadas sean compartidos con servicios de inteligencia extranjeros sin haber sido analizados previamente.

El referéndum podría causar tensiones en el Gobierno de Mark Rutte ya que dos de sus socios tienen visiones enfrentadas respecto al tema.

El líder de los democristianos, Sybrand Buma, dijo recientemente que el Gobierno no debería “considerar” su resultado y recordó que el Ejecutivo ha acordado llevar al Parlamento la abolición de la ley que permite las consultas ciudadanas.

Esa declaración no cayó bien entre las filas de los liberales progresistas del D66, partido que también apoya a Rutte como primer ministro, y su líder, Alexander Pechtold, calificó de “imprudentes” las palabras del político democristiano.

La consulta será la segunda que se celebre en Holanda desde que la ley de referendos entrara en vigor.

El anterior fue sobre el acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Ucrania, que tuvo como resultado la negativa de los votantes y dio alas al euroescepticismo en Holanda. EFE