Hollande descarta el carácter terrorista del tiroteo en el sureste de Francia

París, 16 mar (EFE).- El presidente francés, François Hollande, descartó que el tiroteo que causó hoy ocho heridos leves en un instituto de Grasse, en el sureste de Francia, tenga carácter terrorista, al tiempo que señaló que la investigación abierta determinará sus circunstancias.


En una declaración en Corrèze, en el centro del país, Hollande afirmó que los heridos de mayor consideración son el director y dos alumnos, mientras que el resto resultaron afectados por el movimiento de pánico que se generó en el centro educativo.

Según el ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, tres personas resultaron heridas de bala.

Hollande recordó que ese hecho coincidió con el atentado que se registró poco antes en la sede parisiense del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde una secretaria sufrió heridas leves cuando abrió una carta con un artefacto que explotó.

Ese hecho, cuya investigación ha sido encargada a la Fiscalía Antiterrorista de París, y el tiroteo de Grasse, “justifican que se mantenga el estado de emergencia” en Francia, indicó Hollande.

Esa situación de excepción, que permite a las fuerzas del orden efectuar determinadas acciones sin autorización judicial, fue decretada tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París y Saint Denis, y se ha venido prolongando sucesivamente desde entonces.

La última prórroga tiene vigencia hasta el próximo 15 de julio, para incluir el periodo electoral que vivirá el país con las elecciones presidenciales de abril y mayo y las legislativas, en junio.

El presidente francés señaló que el estado de emergencia no puede ser permanente, pero justificó que se adapte a “ciertas circunstancias”.

Hollande confirmó que el presunto autor del tiroteo de Grasse, un alumno del centro de 17 años de edad, fue detenido.

El presidente de la región Provenza-Alpes-Costa Azul (en la que se encuentra Grasse), Christian Estrosi, por su parte, contó que había hablado con el director del centro y se encontraba bien.

“Me ha dicho que le han alertado de la presencia del alumno (armado) y que trató de interponerse para calmarle pero no lo ha logrado”, relató ante los medios en el lugar de los hechos.

Según varios testigos presenciales, el estudiante efectuó cuatro disparos con un fusil, una de las armas que llevaba, junto a una pistola, un revolver y dos granadas.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 13.00 horas (12.00 GMT), cuando buena parte de los alumnos estaban en el comedor del instituto y provocaron un movimiento de pánico que causó varios heridos.

La “rápida actuación” de las fuerzas de seguridad, según el ministro del Interior, Bruno Le Roux, permitió la detención del presunto autor.

En un primer momento, se sospechaba que podía contar con un cómplice, por lo que se lanzó la alerta de atentado. El establecimiento fue evacuado y en el resto de los centros educativos de Grasse fueron confinados los alumnos y personal docente como medida de precaución.

El presunto autor de los hechos, alumno de primero del centro, no tenía antecedentes penales, según el Ministerio del Interior, aunque la televisión “BFMTV” aseguró que consultaba por internet vídeos de asesinatos en masa. EFE