Hombres, los más afectados por VIH/ SIDA

El sector masculino es el más afectado por la alta incidencia de contagios de VIH y Sida en el estado, por ello, la Secretaría de Salud trabaja para prevenir la transmisión de enfermedades sexuales.

El Secretario de Salud en el estado, César Franco Mariscal, informó que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), afecta a las células de defensa del organismo llamadas linfocitos T CD4, pero si la infección no es controlada, evoluciona con mayor rapidez hasta formar el Síndrome de Inmuno- deficiencia Adquirida.

Según el registro epidemiológico de la SSD, durante el 2017 se detectaron 46 pacientes con VIH, de los cuales 6 son mujeres y el resto hombres, así como 44 casos de Sida; 4 de ellos en mujeres y 40 en hombres, razón por la que se intensifican las acciones de orientación y prevención para el sexo seguro y el uso del condón, a fin de prevenir esta y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) o embarazos no deseados.

Explicó que el uso del condón impide el intercambio de fluidos, ya que el virus se encuentra en la sangre, en los fluidos de los órganos sexuales como líquido pre-eyaculatorio, semen y en la secreción vaginal, por lo que existen tres vías de transmisión: la sexual que se adquiere por contacto no protegido (pene-ano, pene-vagina, pene-boca); la sanguínea que ocurre por transfusiones de sangre o sus derivados por trasplante de órganos con VIH, y por compartir jeringas para hacerse tatuajes, piercings o compartir drogas inyectables; y la perinatal, una mujer embarazada con VIH podría transmitir el virus al bebé en cualquier momento del embarazo o durante el parto.

Manifestó que en toda prueba de detección tradicional o rápida, de ninguna manera se asegura que la persona no se haya infectado de VIH recientemente y que todo resultado sea positivo; en ausencia de síntomas de sida debe confirmarse por medio de otros exámenes de laboratorio.

Actualmente se tienen más de 20 años dando respuesta institucional ante el VIH en el país, y se sigue trabajando con los programas de prevención desde el año de 1988 en México, cuando se crea el Centro Nacional para la Prevención y control del VIH sida.