Inicio > Noticias > Internacional > Honduras anuncia el traslado de 421 reos a cárceles de alta seguridad

Honduras anuncia el traslado de 421 reos a cárceles de alta seguridad

Tegucigalpa, 8 ago (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, informó este jueves que 421 reos de alta peligrosidad, en su mayoría pandilleros, fueron trasladados a dos cárceles de máxima seguridad ubicadas en el occidente y oriente del país.

El traslado obedece a “endurecer el mecanismo de máxima seguridad”, dijo Hernández en rueda de prensa acompañado de autoridades de la Policía Nacional y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

“Nosotros tenemos que cuidar y proteger a la ciudadanía, hemos detectado como el mundo criminal aprovecha una visita para mandar un mensaje verbal o escrito (…), o cuando salen a recibir atención médica o a audiencia son formas que utilizan para ordenar asesinatos, extorsiones y otros delitos”, explicó.

Este grupo fue trasladado desde la Penitenciaria Nacional, la principal cárcel del país centroamericano, ubicada al norte de Tegucigalpa, hasta cárceles de máxima seguridad construidas en los departamentos de Santa Bárbara y El Paraíso, en el occidente. 

El gobernante indicó que su Gobierno ha venido revisando la forma de operar de los presos en las cárceles, en las que en su mayoría los reos viven en hacinamiento, y anunció que enviará al Parlamento hondureño un proyecto de reforma a la Ley Penitenciaria.

“Si alguien esta privado de libertad y se califica de alta peligrosidad no podemos permitir que tenga el espacio de seguir operando desde la cárcel o aprovechando la relación con el abogado”, subrayó.

En los centros penitenciarios se vive “un mundo complejo y difícil”, agregó Hernández, quien dijo que las autoridades han identificado que los reos utilizan conexiones inalámbricas a internet para comunicarse con personas en el exterior de las cárceles.

Señaló que si las empresas que controlan el servicio de telefonía móvil y ofrecen servicios de internet “están prestándose a ese tipo de actividad delincuencial, tiene que haber una consecuencia”.

En Honduras, añadió, existe “una sanción muy severa” paras las empresas de telecomunicaciones, a las que pidió “colaborar con el Estado”.

“Un teléfono es un instrumento para mandar una orden de asesinar a alguien o extorsionar, por tanto, tenemos que ser fuertes y mucho más duros en el uso de los mecanismos que tenemos”, enfatizó Hernández.

Los presos de alta peligrosidad deben estar aislados porque es “altamente riesgoso” para el pueblo que esos reos tengan “un acceso fácil a las visitas” y puedan “mandar mensajes” desde las cárceles, apuntó.

El reo tiene derechos pero “limitados”, ya que el pueblo hondureño es el que “sufre cuando en un papel va el mensaje de extorsionar o quitarle la vida a alguien”, dijo el gobernante, quien aseguró que la próxima semana anunciará nuevas medidas de seguridad en las cárceles.

El 80 % de los ataques y masacres perpetradas en Honduras, según las autoridades de seguridad, son ordenadas por pandilleros que operan desde las cárceles, por eso muchos de ellos han sido trasladados a prisiones de alta seguridad.

En el traslado participaron agentes de Fusina y de la Fuerza Nacional de Control de Centros Penitenciarios.

El sistema penitenciario de Honduras está compuesto por unas treinta cárceles y alberga a 21.288 presos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, y menos de la mitad de los reclusos han sido sentenciados, según cifras oficiales. EFE 

%d bloggers like this: