Honduras devuelve bienes a familia de narcotraficante hondureño preso en EEUU

LaPrensa.hn

Tegucigalpa, 9 ago (EFE).- Honduras comenzó a devolver a la familia del narcotraficante hondureño Juan Ramón Matta Ballesteros, quien desde 1990 cumple cadena perpetua en una cárcel de EE.UU., unos 15 bienes que le habían sido embargados por orden de un juzgado, informaron hoy fuentes oficiales y la defensa.

El desbloqueo de los bienes y de al menos 500.000 dólares de Matta Ballesteros fue ordenado por un juzgado hondureño en atención a una petición de los abogados defensores, dijo a periodistas el director de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi), José Andino.

“Recibimos la orden de proceder a la devolución de los bienes inmuebles, así que ya iniciaron los procesos. Una vez que se dicta la sentencia hay que proceder a la devolución”, explicó Andino.

Señaló que la sentencia del juzgado ordena el desbloqueo de unas 15 propiedades de Matta Ballesteros, registradas a nombre de sus hijos, embargadas por las autoridades en agosto de 2017 en el país, porque habrían sido adquiridas mediante acciones ilícitas.

Varias de las propiedades estaban registradas a nombre de Juan Ramón Matta Waldurraga, quien está preso en Nueva York tras declararse en diciembre pasado culpable ante un juez estadounidense de un delito de “conspiración para el tráfico de drogas”.

Además de admitir su culpabilidad, el hijo del narcotraficante Ramón Matta acordó con la juez Kiyo Matsumoto, que lleva el caso, entregar 1,7 millones de dólares, según medios locales hondureños.

Su abogado en Tegucigalpa, Marlon Duarte, afirmó este jueves a periodistas la devolución de las propiedades a la familia Matta tras demostrar que los bienes fueron adquiridos de manera lícita.

Matta Waldurraga, quien en agosto de 2017 se entregó de manera voluntaria a miembros de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), no tenía orden de captura en Honduras.

El padre fue capturado en Tegucigalpa en abril de 1988 por agentes de la DEA y fue llevado a Estados Unidos, donde en enero de 1990 fue condenado a cadena perpetua.

En los últimos dos años las autoridades de Honduras han extraditado a Estados Unidos a unos 19 hondureños reclamados por la justicia de aquel país por tráfico de drogas.

Una reforma constitucional aprobada en 2012 habilitó la extradición de hondureños a solicitud de otros países. EFE