Honduras recibe con honores a bombero quemado en incendio que murió en México

El Heraldo

Tegucigalpa, 7 may (EFE).- El cuerpo del bombero hondureño Óscar Madrid, muerto en México, a donde fue llevado tras sufrir graves quemaduras cuando combatía un incendio cerca de la capital, fue recibido hoy en Tegucigalpa con honores en un acto en el que fue ascendido al grado póstumo de sargento.

El homenaje, encabezado por autoridades del Cuerpo de Bomberos de Honduras, una delegación del Gobierno y por familiares, se llevó a cabo en la base aérea Hernán Acosta Mejía de Tegucigalpa, adonde el féretro del socorrista llegó hoy en un avión procedente de la capital mexicana.

Madrid fue promovido de forma póstuma al puesto de sargento y considerado como héroe muerto en servicio, dijo a periodistas el subcomandante del Cuerpo de Bomberos de Honduras, Manuel Zelaya.

Señaló que el féretro, cubierto por una bandera de Honduras, será trasladado en una caravana desde la base aérea al cuartel general de los bomberos, donde sus restos permanecerán al menos dos horas, y luego será llevado a una funeraria en Tegucigalpa.

Madrid murió el pasado miércoles en el Centro Nacional de Investigación de Adultos Quemados, de la capital mexicana, a causa de un infarto debido a las quemaduras que sufrió cuando combatía un incendio forestal cerca de Tegucigalpa.

El socorrista, de 34 años, viajó a México el pasado 29 de abril con otros dos compañeros tras sufrir quemaduras en más del 70 por ciento de su cuerpo.

Los otros dos bomberos quemados, identificados como Ever Miguel Vásquez, de 21 años, y Frank Obison Santos, de 31, continúan ingresados en el mismo centro hospitalario de México.

Los sargentos Jorge Vargas y Felipe Varela murieron quemados cuando intentaban sofocar las llamas en el sector de La Montañita, unos 25 kilómetros al oriente de Tegucigalpa.

Vargas y Varela fueron declarados “héroes” porque dieron su vida en “el cumplimiento del deber” y ascendidos al grado póstumo de subteniente.

Honduras ha registrado en lo que va de 2018 alrededor de 700 incendios forestales que han destruido más de 24.000 hectáreas de bosques, según fuentes oficiales. EFE