HRW reclama al Gobierno de Mali que investigue abusos de las Fuerzas Armadas

Foto: Human Rights Watch

Bamako, 9 abr (EFE).- Human Rights Watch (HRW) pidió hoy al Gobierno maliense que se efectúen “investigaciones creíbles” de los abusos atribuidos a las Fuerzas Armadas de Mali (FAMA) y cometidos en los últimos meses, dentro de una operación antiterrorista a gran escala en la región de Mopti (centro del país).

En un comunicado, esta ONG indicó que, en vista de la “incapacidad” de los mandos militares para “exigir responsabilidad a sus soldados”, las autoridades judiciales de Mali deberían investigar un conjunto de episodios ocurridos desde el pasado febrero que incluyen, al menos, las muertes bajo arresto de veintisiete hombres y “graves torturas” infligidas a otros dos.

“Los numerosos testimonios de detenciones masivas, unidos al descubrimiento de fosas comunes, apuntan a que el Ejército está fuera de control en el centro de Mali”, señaló en el comunicado la directora de HRW en el Sahel, Corinne Dufka.

A principios de abril, HRW entrevistó a catorce hombres que fueron arrestados en esta región entre el 8 y el 12 de marzo y cinco de ellos, que mostraban “visibles cortes y cicatrices”, relataron cómo fueron agredidos mientras estaban bajo la custodia de las FAMA.

“Un soldado me agarró por la cabeza mientras otro sostenía mis pies. El tercero comenzó a golpearme en la espalda con un machete una y otra vez hasta que perdí la conciencia”, narró a HRW uno de los detenidos, un pastor de 57 años.

Asimismo, la organización conminó al Gobierno maliense a investigar el hallazgo de fosas comunes en los poblados de Sokolo y Dogo, que contienen los restos de un total de trece hombres presuntamente ejecutados días después de ser arrestados por las FAMA, lo que también denunció la semana pasada Amnistía Internacional.

Además, HRW citó el incidente ocurrido el pasado viernes en el penal de Dioura (centro del país), cuando catorce encarcelados por ser presuntos yihadistas murieron en lo que el Ejército maliense calificó de “tentativa de evasión” frustrada, sin dar más detalles.

“Los militares encontraron un arma en la aldea y procedieron a arrestar a todos los hombres (…) Sólo conocimos su destino por las redes sociales”, explicaron a esta ONG vecinos de los fallecidos.

HRW recordó que, en septiembre de 2017, a raíz del hallazgo de otras tres fosas comunes, el Gobierno de Mali se comprometió a investigar el comportamiento de su Ejército.

La situación en Mali es inestable desde el golpe de Estado de 2012, cuando grupos tuareg rebeldes, junto a organizaciones yihadistas, se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.

Los yihadistas fueron teóricamente expulsados gracias a una intervención internacional encabezada por Francia en enero de 2013, pero extensas zonas del país siguen escapando al control del Estado, de lo que se aprovechan grupos terroristas que perpetran ataques contra las fuerzas malienses y efectivos de la misión de Naciones Unidas en Mali (Minusma). EFE