Huracán Otto golpea con fuerza a Costa Rica y deja daños menores en Nicaragua

San José/Managua, 24 nov (EFE).- El huracán Otto ingresó hoy con fuerza en Costa Rica y causó daños a carreteras y al fluido eléctrico, mientras que a su paso por Nicaragua solo afectó a una docena de casas, informaron las autoridades de ambos países, que no han reportado víctimas ni desaparecidos.


Las dos naciones se declararon en emergencia y tenían varios días preparándose para la llegada del huracán, el primero que azota directamente a Costa Rica de acuerdo a los registros científicos, ya que el país, por su posición geográfica, solo suele recibir efectos indirectos de estos fenómenos.

En las zonas de Upala y Los Chiles, norte costarricense, Otto “ha golpeado con más fuerza, con destrucción de caminos y tendido eléctrico, vientos fuertes y daños a viviendas”, declaró la noche de este jueves el presidente del país, Luis Guillermo Solís, en una conferencia de prensa.

Tras pasar por la costa del Caribe de Nicaragua, el ojo del huracán ingresó a la zona norte de Costa Rica a eso de las 15.00 hora local (21.00 GMT) por la comunidad de Los Chiles y desde allí se ha ido movilizando hacia el oeste y azotado luego a Upala.

En la zona se reportan carreteras cerradas, caída de árboles, casas dañadas y pérdida del fluido eléctrico a causa de las fuertes lluvias y ráfagas de viento con velocidades cercanas a los 150 kilómetros por hora.

Las autoridades han valorado en 8,7 millones de dólares los primeros daños causados por el impacto del huracán Otto en el sistema vial de Costa Rica.

Cerca de 20.000 personas están sin electricidad en el país por la caída de líneas y postes, la mayoría habitantes de los cantones norteños de Los Chiles, Upala y Gatuso.

La rotura de un enlace de fibra óptica provocó la interrupción de los servicios de telefonía fija, móvil e internet residencial en dos localidades fronterizas con Nicaragua, de acuerdo a la información oficial.

Las autoridades costarricenses han habilitado 32 albergues en todo el país, en los que se contabilizan 3.655 personas, según el recuento más reciente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Previo al impacto en el norte del país, el huracán golpeó el Caribe norte de Costa Rica (provincia de Limón), donde se produjeron daños en casas, carreteras y ríos desbordados.

“Tenemos a miles de costarricenses enfrentando este huracán, tenemos tres días de estar enfocados en esta emergencia, se han entregado los víveres y se han llevado a cabo todas las actividades para la mitigación de los impactos”, expresó Solís.

Otto sigue su movimiento al oeste por la zona norte de Costa Rica y sur de Nicaragua, y se prevé que salga al océano Pacífico por la provincia de Guanacaste después de la media noche (06.00 GMT de mañana), degradado a tormenta tropical.

Sin embargo, Otto seguirá causando lluvias en Costa Rica todo el viernes y posiblemente el sábado, de acuerdo con el pronóstico.

En Nicaragua, el Gobierno informó este jueves que mantiene el estado de emergencia nacional a causa del huracán, que ya salió del territorio y dejó a su paso 12 casas afectadas, de ellas tres destruidas, y daños en la infraestructura.

Otto impactó este jueves en el municipio de San Juan de Nicaragua, en el extremo sureste del país, con categoría 2 y vientos de 175 kilómetros por hora, según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El ojo del huracán Otto abandonó Nicaragua sin dejar grandes daños ni lluvias extraordinarias, según el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

El Ineter espera que Otto se degrade a tormenta tropical o depresión tropical en lo que resta de esta noche y salga desde Costa Rica al océano Pacífico en horas de la madrugada, sin descartar más afectaciones al suroeste de Nicaragua. EFE