Iberoamérica apostará a construir confianza en la democracia y a integración

Montevideo, 8 nov (EFE).- Las autoridades de la Secretaría General Iberoamericana destacaron hoy en Montevideo que la construcción de mayor confianza en el sistema democrático por parte de los jóvenes y la integración de los países son dos de los factores claves que enfrentará Iberoamérica en el futuro.


Así lo explicó la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), la costarricense Rebeca Grynspan, en un acto que se celebró en la capital uruguaya por la conmemoración de los 25 años de las cumbres iberoamericanas.

Dicho evento se realizó en el marco del décimo aniversario de la Carta Cultural iberoamericana firmada en Montevideo, que reúne en esa ciudad a autoridades de varios de los Estados miembros desde el 7 al 9 de noviembre en la capital uruguaya.

Durante el acto, los oradores realizaron un balance de los últimos 25 años de los encuentros iberoamericanos y señalaron cuáles serán los retos que enfrentará la región de cara al futuro.

En este sentido, el primer secretario iberoamericano, el uruguayo Enrique Iglesias, aseguró que el “gran activo” de la comunidad de Iberoamérica es el “poder conversar, con distintos puntos de vista, sobre temas comunes”.

Iglesias se refirió a la actualidad política y económica en el mundo y advirtió que “las democracias se están complicando porque la gente está enojada”.

Esta circunstancia representa una “situación difícil de administrar” porque repercute en la política, una actividad que “se ha vuelto complicada”, según el exsecretario de la Segib.

“En este gran problema político, el poder dialogar, conversar, entre países que comparten una cultura y una forma de ver el mundo similar es un gran activo que hay que potenciar”, añadió en ese sentido.

Por su parte, la actual titular de la Segib se refirió a la confianza de los jóvenes en los sistemas y estructuras democráticas.

“En esta juventud tenemos un problema con la democracia”, señaló Grynspan, al tiempo que explicó que muchos jóvenes “no votan” y “están replegados del sistema electoral”, aunque “no de la participación política”.

Sin embargo, explicó que dicha participación se lleva a cabo de forma “crítica”, ya que se movilizan a favor de “determinadas causas” pero no creen en las estructuras democráticas construidas en los últimos años.

“Para nosotros la democracia es una conquista. Pero, para estos jóvenes, la democracia es un dato. Juzgan a la democracia, no por su valor intrínseco, sino por su funcionalidad”, añadió Grynspan.

La costarricense se refirió a los últimos datos que arrojó el Latinobarómetro, una institución sin fines de lucro con sede en Chile que, año tras año, realiza un estudio de opinión pública que incluye entrevistas en 18 países de América Latina.

En este sentido, la titular de la Segib expresó a Efe preocupación por algunos de los datos que se desprenden del Latinobarómetro 2016.

Concretamente, Grynspan explicó que América Latina no está “construyendo capital social con los otros, con los distintos” y que crear un proyecto común para toda la sociedad es una “tarea pendiente en la región”.

“La cultura es un instrumento poderoso para generar capital social, para reconocernos en la diversidad, para darle visibilidad al aporte que el distinto tiene para todos nosotros. No solo para tolerar, sino para valorar y tener espacios de encuentro”, agregó en ese sentido.

En tanto, Grynspan se refirió al reto que presenta para el futuro la integración de los países, que deberá ser “mucho más pragmática”.

“Hay que apostar a la facilitación del comercio, a la infraestructura física para conectarnos (…), tenemos que poder invertir mucho más en aquello que nos conecta”, explicó la costarricense.

Por otra parte, la titular de la Segib destacó el “diálogo ininterrumpido de 25 años entre decenas de países” que ha logrado mantener Iberoamérica.

“La historia de los esfuerzos de integración en cooperación está llena de salidas en falso, de proyectos que no trascienden las coyunturas que los generan”, explicó la costarricense.

Sin embargo, aseveró que Iberoamérica “logró mantenerse y profundizarse” a lo largo del tiempo.

“Hemos encontrado una manera de construir desde la diversidad y en presencia de esas diferencias durante todo este tiempo”, afirmó en ese sentido.

En el acto también participaron el embajador de España en Uruguay, Roberto Varela Fariña; la embajadora colombiana, Natalia Abellas Vives, y el vicecanciller uruguayo, José Luis Cancela. EFE