Identifican medio millar de víctimas de trata personas en Guatemala en 2017

La Nación

Guatemala, 15 may (EFE).- La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala presentó hoy un informe de la situación de la trata de personas durante 2017, el cual concluyó con la identificación de 460 posibles víctimas de este delito, el número más bajo desde el año 2012, según datos del Ministerio Público (Fiscalía).

Pese a que el año pasado hubo una reducción del 23 por ciento de las víctimas en comparación de 2016, el fenómeno de la trata de personas “resulta preocupante, porque los orígenes continúan sucediendo y enraizándose”, mencionó la defensora de las Personas Víctimas de Trata de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Ana Lucía Peláez.

Y no ha cambiado las condiciones sociales, insistió, pues “la pobreza se mantiene y esto impide el pleno goce de los derechos humanos, lo cual es evidente”, dijo.

Para el procurador, Jordán Rodas Andrade, el problema de la trata de personas en Guatemala es que “no está visibilizado”, es decir, existe una falta de campañas de información y “poca conciencia y conocimiento al respecto”, lo que además evidencia una “falta de atención desde lo público”.

Rodas sostuvo que la trata de personas es uno de los tres delitos con más repetición en el mundo, después del tráfico de drogas y de armas, pues “la trata no solo se da con explotación sexual, sino tiene variables como la explotación laboral”.

En ese sentido, Peláez mencionó durante la presentación del informe que en 2017 fueron identificadas dos personas adultas (de un total de 112), de la tercera edad, víctimas de trata, como mendigas, en un punto “sumamente transitado” en la Ciudad de Guatemala.

Los departamentos de Guatemala, Escuintla, San Marcos, Huehuetenango e Izabal fueron los que más denuncias presentaron, los cuales, salvo el central de Guatemala, son fronterizos, lo cual fue calificado como “preocupante”.

Peláez destacó que mientras la Procuraduría General de la Nación rescató a 99 niños y adolescentes posibles víctimas de trata de personas, el total de víctimas identificadas fue en más del 61 por ciento correspondiente a mujeres.

“Esto confirma que seguimos viviendo en un sistema patriarcal que domina en la desigualdad de género”, apuntó.

Por su parte, Rodas indicó que la Procuraduría busca “fomentar la capacidad de detectar los casos de trata” y pidió una mayor investigación de la Fiscalía y darle continuidad a las capacitaciones que encabeza su institución.

“Necesitamos tener un trabajo coordinado con Gobernación (Interior), pues estos delitos de lucro tienen un nivel de coordinación muy grande y nosotros tenemos que entenderlo mejor”, expuso.

El Ombudsman pidió que “el fenómeno de la trata convoque a los distintos sectores”, desde lo religioso a lo social para “que esto (la trata) se reduzca”. EFE