IGAD busca un acuerdo que guste a las partes del conflicto de Sudán del Sur

Europa Press

Adís Abeba, 21 jun (EFE).- La Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo en el Este de África (IGAD), bloque regional de países que media en el conflicto de Sudán del Sur, busca hoy en Etiopía un acuerdo que satisfaga al Gobierno y a la oposición armada del país.

Tras la reunión que mantuvieron ayer en Adís Abeba el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y su exvicepresidente y actual líder rebelde, Riek Machar, por primera vez en dos años, la IGAD celebra hoy en ese capital su trigésimo segunda cumbre extraordinaria de jefes de Estado o Gobierno con el conflicto como punto central.

En la apertura de la reunión, el enviado especial de la IGAD a Sudán del Sur, Ismael Wais, expuso los progresos alcanzados, sobre todo en ámbitos de seguridad, pero admitió hay muchos desacuerdos.

“Más allá del encomiable progreso en asuntos de seguridad, las partes siguen muy alejadas en asuntos de gobernanza”, dijo Wais, que explicó que las dos partes coinciden en la formación de un comité conjunto de seguridad de transición y unas fuerzas de seguridad y policiales conjuntas, que sean la unión de las existentes.

Sin embargo, precisó, la discrepancia se centra en el porcentaje de participación en el Ejecutivo y la composición del Legislativo.

Wais presentó hoy una proposición de acuerdo que incluye la creación de una tercera vicepresidencia, la expansión del gabinete a 42 ministerios, porcentajes de presencia de partidos en la instituciones políticas, y la garantía de un 35 % de participación femenina, incluida una vicepresidenta.

La posición de Juba, a pesar de su oposición en un principio, parece ser la de dar apoyar este acuerdo preliminar de la IGAD, por lo que está por ver el pronunciamiento de la oposición armada.

Según el ministro sursudanés de Asuntos Exteriores, Deng Alor Kuol, en la reunión preliminar de ayer quedó “probada la urgencia y el deseo del presidente Salva Kiir de que vuelva la paz a Sudán del Sur y acabe el sufrimiento y la destrucción de la gente”.

Las negociaciones de preparación del encuentro entre las delegaciones de ambos líderes, que terminaron el martes, no fueron fructíferas, pues hay desacuerdo “en varios temas”, reveló a Efe una fuente de la Embajada sursudanesa en Adís Abeba.

La oposición pide una reagrupación territorial para que los estados de Sudán del Sur pasen de 32 a 10, la disolución del Parlamento y las Fuerzas Armadas, y la restitución de Machar en su puesto de vicepresidente.

El Gobierno de Yuba se opone y califica de “imposible” las dos primeras peticiones, pero parece dispuesto a dejar que Machar nombre a alguien de confianza para el cargo de vicepresidente, según confirmó a Efe la citada fuente diplomática.

Durante la apertura de la cumbre de la IGAD hoy, el jefe de la diplomacia sursudanesa hizo un llamamiento a la oposición a “aceptar la paz y acabar la guerra”.

A la cumbre de la IGAD asisten, entre otros líderes, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed; y los presidentes de Kenia, Uhuru Kenyatta, y Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, aparte del propio Kiir.

Kiir y Machar están enfrentados desde diciembre de 2013, cuando el primero, de la etnia dinka, acusó a su entonces vicepresidente, de la tribu nuer, de orquestar un golpe de Estado para derrocarle.

A pesar de que ambos llegaron a un acuerdo de paz en agosto de 2015, los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y los rebeldes estallaron de nuevo en julio de 2016 y la violencia se prolonga hasta la actualidad. EFE