Iglesia no debe estar a la espera de fieles: Arquidiócesis

iglesia-y-virgen-de-guadalupeEl vocero de la Arquidiócesis de Durango, Víctor Manuel Solís, consideró que la Iglesia Católica actual debe ir por aquellas personas que se han alejado de la fe por medio del trabajo eclesiástico y no esperarlos en los templos, sobre todo ante la amenaza de sectas que buscan integrarlos y lucrar con ellos prometiéndoles falsas esperanzas.

El clérigo mencionó que de acuerdo a las nuevas encomiendas realizadas desde El Vaticano encabezadas por el Papa Francisco los miembros de la Iglesia Católica no pueden permanecer más a la expectativa de que los feligreses acudan a los templos, al contrario, deben realizar trabajo de pastoreo directamente en sus comunidades, lo que significa volver a los orígenes de la fe.

Consideró que en Durango esta labor se está cumplimentando bajo la ordenanza del arzobispo de la Arquidiócesis José Antonio Fernández Hurtado, quien ha impulsado desde su llegada propuestas pastorales más abiertas; “es un tiempo difícil para la fe católica, por eso es necesario que cada sacerdote haga trabajo por los que se fueron, los que se han alejado de la Eucaristía”.

El también conocido como “Padre Batman” señaló que la entidad eclesiástica está preparada para enfrentar los desafíos del nuevo milenio que incluyen una pérdida de los valores espirituales ante la inmediatez de los problemas terrenales, así como la llegada de nuevas sectas que únicamente buscan lucrar con la esperanza de las personas que se han perdido en el camino de la fe real.

Agregó que el catolicismo actual no debe ser ajeno a los males sociales, al contrario, debe ser copartícipe de un nuevo entendimiento como predicara el Papa Juan Pablo II con la nueva evangelización; “esta evangelización debe ser nueva en sus formas aunque idéntica en su esencia. Él lo predicó en cada uno de sus viajes, como lo hizo aquí en Durango hace casi 27 años”, puntualizó.

En ese sentido lamentó que no todos los duranguenses tengan presente el mensaje de justicia, orden social, paz y entendimiento que el sumo pontífice trajo consigo; “sería bueno que cada duranguense lo tenga presente y lo ponga en práctica día con día aún más con los tiempos tan convulsos que se tienen actualmente, que ponen a prueba nuestra rectitud e integridad”, finalizó.