Iglesia Rusa suspende menciones al patriarca de Constantinopla en sus misas

Moscú, 14 sep (EFE).- La Iglesia Ortodoxa Rusa decidió hoy suspender las menciones en todas sus misas al patriarca de Constantinopla, Bartolomé, líder simbólico de todas las iglesias ortodoxas del mundo, por su intención de conceder la autonomía a la Iglesia ucraniana, que depende de Moscú desde el siglo XIV.

“En una situación crítica, cuando Constantinopla ha rechazado en la práctica el diálogo para resolver la cuestión, el patriarcado de Moscú se ve obligado a suspender la mención en misa al patriarca de Constantinopla, Bartolomé”, declaró el Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR) en un comunicado, emitido tras su reunión extraordinaria esta tarde en la capital rusa.

El Sínodo, máximo órgano de dirección de la Iglesia Rusa, también decidió suspender la celebración de misas conjuntas con los jerarcas de Constantinopla y retirarse de todos los órganos eclesiásticos presididos o copresididos por representantes del patriarcado con sede en Estambul.

Además, la IOR amenazó con romper todas sus relaciones con Constantinopla si su líder cumple con su intención de proclamar la autocefalia de la Iglesia ucraniana.

“Nos veremos forzados a romper toda relación eucarística, lo que significará que el patriarca de Constantinopla, que a menudo se posiciona como el líder de 300 millones de ortodoxos de todo el mundo, dejará de serlo”, dijo a la prensa el arzobispo Ilarión, jefe de las relaciones externas de la IOR.

La posibilidad de que Bartolomé emita un “tomos” (decreto) que permita a Ucrania crear su propia Iglesia lleva varias semanas sobre la mesa, pero hace una semana Constantinopla designó a dos “exarcas” (representantes) suyos en Kiev “para preparar la concesión de la autocefalia a la Iglesia Ortodoxa en Ucrania”.

Días antes Bartolomé, se arrogó la potestad de decidir sobre la autonomía de la Iglesia Ortodoxa ucraniana y acusó a Moscú “de interferir en los asuntos de Kiev”.

“Dado que Rusia, como responsable de la actual situación en Ucrania, no es capaz de resolver el problema, el Patriarcado Universal toma la iniciativa de solucionar el problema en virtud de los poderes que otorgan los cánones sagrados y la responsabilidad jurisdiccional sobre la diócesis de Kiev”, dijo a principios de este mes.

Bartolomé aseguró que, pese a la proclamación en 1589 de la integración de la Iglesia ucraniana en el patriarcado de Moscú, “la dependencia canónica de Kiev de la madre Iglesia de Constantinopla se mantuvo de forma inamovible y permanente”.

La Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, dependiente de Rusia, también ha condenado la decisión unilateral de Constantinopla de enviar a sus representantes al país sin consultar con las autoridades eclesiásticas locales.

Actualmente, en Ucrania hay tres Iglesias ortodoxas: una dependiente de Moscú, canónica y mayoritaria; otra del Patriarcado de Kiev, escindida en 1992 y considerada apóstata por el Sínodo que reúne a todas las Iglesias ortodoxas del mundo, y una tercera que se independizó de Rusia en 1920 y que se autoproclamó Iglesia Autocefálica Ortodoxa de Ucrania (grecocatólica).

La decisión de Bartolomé sobre la autocefalia de Ucrania afecta a la Iglesia Ucraniana del Patriarcado de Kiev y responde al deseo del actual Gobierno ucraniano, que anhela la independencia eclesiástica de Moscú y la unificación de todos los ortodoxos del país bajo el liderazgo de la Iglesia local escindida tras la caída de la Unión Soviética. EFE