“Il Trittico” de Puccini vuelve a Roma casi a los cien años de su estreno

maxresdefault (2)Javier Alonso


Roma, 17 abr (EFE).- “Il trittico”, de Giacomo Puccini, que vio su estreno europeo en 1919 en la Ópera de Roma, volvió este domingo al coliseo de la capital italiana en una producción que reinterpreta el clásico firmada por Giorgio Battistelli.

Casi cien años después de que en el teatro Costanzi las tres breves óperas que componen este penúltimo trabajo del compositor toscano repitieran el éxito que cosecharon en el Metropolitan de Nueva York en 1918 llegan en una versión que las actualiza.

El propio teatro admitió a través de una entrevista publicada con el director escénico que “los espectadores más tradicionalistas no aman a Damiano Michieletto”, y eso a pesar de que se le reconozca como el realizador italiano más solicitado fuera de su país.

El director veneciano debuta con “Il trittico” en Roma y sigue la trayectoria que le ha convertido en uno de los jóvenes innovadores del género al situar en ámbitos poco convencionales las tramas a las que puso música Puccini.

Para “Il tabarro”, la primera de las óperas de este lote -que cosechó numerosos “bravi” en su estreno de este domingo en Roma- el director sitúa a los estibadores del libreto original en una terminal de contenedores.

La misma escenografía se alza y se dobla para situar en contexto a la segunda, “Suor Angelica”, en un convento que tiene más de prisión o campo de concentración, con elementos quasi sadomasomaquistas en vestuario y actitudes de las monjas-guardianas de las novicias.

En la tercera composición, “Gianni Schicchi”, Michieletto aumenta el tono de comedia del original y lo multiplica con una dirección escénica que parece inspirarse por momentos en el subgénero cinematográfico de la “screwball comedy”.

Michieletto ha reconocido que su versión de “Il trittico” que se representará en Roma hasta el 24 de abril respeta a un Puccini que incorpora en su penúltima creación (solo le siguió ocho años después “Turandot”) “todos los ingredientes del melodrama”.

“La idea es la de ligar esas historias, aunque manteniendo y respetando su diversidad, de encontrar el hilo conductor dentro de las tres dramaturgias”, explicó Michieletto en la entrevista difundida por el Teatro Costanzi.

Se trata, enumeró el director, de la maternidad y la pérdida del hijo en “Il tabarro”, que se convierte en deseo castigado y frustrado de aquella en “Suor Angelica” y que en esta versión sigue el hilo mostrando a una hija (Lauretta) que se descubre que está encinta.

El aria “O mio babbino caro” que precisamente interpreta como Laureta la rusa Ekaterina Sadovnikova siempre encuentra al público expectante pero esta vez la respuesta se quedó solo en un educado y breve aplauso.

Roberto Frontali, por el contrario, entusiasmó como Michele en “Il tabarro” y como Gianni Schicchi en la homónima tercera parte; “bravi” y aplausos llenaron el Costanzi cuando llegó la hora de premiar a Giorgetta/Suor Angelica: el éxito del estreno fue para la estadounidense Patricia Racette.

Esta versión de “Il Trittico” llega a Roma en coproducción entre el Kongelige Teater de Copenhague y el vienés Theater an der Wien y precederá a la que se espera sea la sensación de la temporada: una “Traviata” dirigida por Sofia Coppola y vestida por Valentino que llegará a la Ópera de Roma el 24 de mayo. (1)EFE