Imputan a abogada paraguaya vinculada con grupo brasileño Comando Vermelho

Clarín

Asunción, 7 oct (EFE).- La Fiscalía de Paraguay informó hoy de la imputación contra una abogada paraguaya por asociación criminal y frustración de la persecución y ejecución penal, en el marco de la investigación abierta tras la desarticulación el jueves de una célula del grupo criminal brasileño Comando Vermelho.

En un comunicado, el Ministerio Público explicó que solicitó además al Juzgado Penal de Garantías la aplicación de la medida cautelar de prisión preventiva para la imputada, a la que las autoridades relacionan con dicha célula tras el hallazgo de documentación a su nombre en los allanamientos realizados el jueves.

Ese día, agentes paraguayos realizaron varios registros simultáneos en la ciudad de Lambaré (Gran Asunción), en los que fueron detenidos cinco ciudadanos brasileños y un paraguayo que planeaban rescatar a uno los jefes de Comando Vermelho, Marcelo Pinheiro, alias “Marcelo Piloto”, preso desde diciembre de 2017.

Las autoridades incautaron un cuaderno con anotaciones y planos manuscritos de la sede de la Agrupación Especializada, lugar en el que permanece recluido Pinheiro, además de tres vehículos y numerosas armas y municiones de guerra.

La Fiscalía detalla que en el interior de uno de los vehículos se encontraron “varios documentos a nombre” de la imputada, identificada como Giselle Gutiérrez, que presuntamente apuntan a que Gutiérrez alquiló a su nombre los domicilios utilizados por la célula criminal.

Pinheiro fue capturado el pasado diciembre en la ciudad de Encarnación (al sur del país) tras un operativo internacional conjunto entre varias agencias antinarcóticos, entre ellas la Policía Federal de Brasil y la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

Dichas autoridades lo consideraban “uno de los narcotraficantes más buscados de Brasil y de la región” y estaba prófugo de la Justicia del gigante latinoamericano tras escapar de una prisión de dicho país en 2007.

El Comando Vermelho se dedica al narcotráfico y al tráfico de armas, operando desde las cárceles de Río de Janeiro y en muchas de las favelas de la ciudad, según las autolaaridades brasileñas. EFE