Inicio > Noticias > Internacional > Inauguran en Fukushima un museo sobre el desastre nuclear y la reconstrucción

Inauguran en Fukushima un museo sobre el desastre nuclear y la reconstrucción

Tokio, 21 sep (EFE).- La prefectura nipona de Fukushima inauguró hoy un museo dedicado al desastre nuclear acaecido en 2011, y erigido con el objetivo de recordar la catástrofe y explicar los esfuerzos para la descontaminación radiactiva y reconstrucción de la zona.

El Museo Memorial del Desastre Nuclear y del Gran Terremoto del Este de Japón abrió sus puertas al público este lunes en la localidad de Futaba, una ciudad próxima a la accidentada central de Fukushima Daaichi y dentro de una zona que hasta el pasado marzo estaba restringida debido a los altos niveles de radiación.

El museo exhibe 170 objetos y materiales ilustrativos del desastre, seleccionados de una colección total de 240.000 ítems de este tipo, y muestra además vídeos con escenas de la destrucción causada por el desastre natural y la catástrofe nuclear que la sucedió, además de testimonios de quienes vivieron esos momentos.

El objetivo del centro es “ayudar a entender cómo Fukushima se enfrentó a un desastre sin precedentes y logró la reconstrucción”, dijo su director, Noboru Takamura, durante una intervención en el acto de inauguración recogida por la agencia local Kyodo.

El museo cuenta con un área de 5.300 metros cuadrados y rememora por orden cronológico el terremoto y el tsunami que tuvieron lugar el 11 de marzo de 2011, y que provocaron un accidente nuclear que esparció residuos radiactivos por una amplia área en torno a la planta y obligó a evacuar a más de 100.000 personas.

El centro, financiado por el Gobierno central y cuya apertura estaba prevista para mayo aunque fue pospuesta con motivo de la pandemia, cuenta además con una treintena de ciudadanos de la zona que fueron testigos de la catástrofe para compartir sus experiencias con los visitantes.

El museo ha generado algunas críticas en Japón, principalmente por no abordar la falta de medidas preventivas en la central contra desastres naturales de gran magnitud antes del accidente ni la gestión de los momentos críticos de la catástrofe por parte de TEPCO, la compañía operadora, y de las autoridades niponas.

“Par poder cumplir su misión, el museo debería mejorar su equipo de investigación y reflejar en sus exposiciones el mensaje de advertencia que supuso el accidente”, señaló en este sentido un politólogo de la Universidad de Fukushima al diario nipón Asahi.

La crisis atómica de Fukushima es considerada el peor de la historia tras el acaecido en Chernóbil (Ucrania) en 1986, y todavía mantiene sin poder regresar a sus hogares a decenas de miles de personas, además de ocasionar graves daños a la economía local y acarrear un coste total para las arcas públicas estimado en 20 billones de yenes (152.815 millones de euros). EFE

%d bloggers like this: