Incendio en Registro Civil por desvío de recursos

  • Libros fueron alterados en administración anterior: Alanís

Por: Martha Medina

Continúan las investigaciones sobre el incendio que se registró en la Dirección del Registro Civil, pues este fue provocado por personas que buscaban algunos libros en particular, que fueron alterados para el manejo irregular de recursos durante la administración estatal anterior, señaló el secretario de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones.

Al referirse a la situación en la que se encuentra el caso de este incendio, el secretario manifestó que la investigación la realiza la Fiscalía General, al recordar que en este siniestro no se afectó el archivo del Registro Civil, a pesar de que al parecer se tenía esa intención.

Agregó que todo indica que las personas que prendieron fuego a instalaciones del Registro Civil buscaban unos libros que el propio secretario mandó traer a la capital del estado de varias comunidades, los cuales contenían datos acerca de actas de nacimiento que fueron alteradas en Durango, con las cuales se abrieron cuentas bancarias en distintas entidades del país, para en ese momento depositar cantidades importantes de recursos del SAT y de Hacienda, para regresar algunos pagos de impuestos sobre la renta e IVA.

Esos recursos se depositaban en cuentas, con las actas de nacimiento alteradas obtenían el CURP y con esta información abrían cuentas bancarias, para posteriormente transferir los recursos del SAT para el gobierno estatal para disponer de ellos. Explicó que cuando el Sistema de Administración Tributaria se dio cuenta que no era procedente esta recuperación de recursos y verificó las transferencias, solamente encontraron en los bancos antecedentes de que había actas de nacimiento de Durango.

Ante esta situación, manifestó el secretario que se buscaron los libros donde estaban los originales de esas actas, los cuales fueron traídos de comunidades de la sierra, al parecer algunas personas los buscaban para incendiarlos y no los encontraron, pues están bien resguardados  para darle la información correspondiente a la Secretaría de Hacienda y el SAT, para que el departamento de inteligencia financiera pudiese seguir el curso de las investigaciones.

Al mismo tiempo, aclaró que se trata de una investigación que se realiza a nivel federal, al tiempo que al nivel de la Fiscalía se busca a los responsables del incendio, aunque apuntó que se sabe que el móvil va más allá de la entidad, para luego manifestar que en esta situación no está involucrado el exdirector del Registro Civil, Gamaliel Ochoa, pues esta circunstancia viene desde el sexenio pasado, desde el 2014.