Incrementa cultura para realizar examen de próstata

Foto: http://cdn.medicalpress.es/

Derivado de una mejora en la cultura de prevención entre los hombres duranguenses para realizarse el examen de próstata, este año se registraron 80 casos de Hiperplasia de la Próstata.

El Secretario de Salud en el Estado, César Franco Mariscal, pidió a los hombres duranguenses mantener un mayor cuidado en la salud, especialmente para realizarse el examen de próstata, ya que debido a la disfunción de crecimiento del órgano, suele progresivamente comprimir la uretra y reflejar dificultad para orinar aún en ocasiones, con retención urinaria y en casos hasta con reflujo a riñones y en casos de bloqueo severo, lo que puede entorpecer por completo el sistema.

La hiperplasia benigna de próstata es un problema de salud que atañe exclusivamente al género masculino, es una condición de riesgo que se incrementa con la edad y se refiere técnicamente al crecimiento de esta glándula con lo que se originan diversas alteraciones en la salud del hombre.

Esta enfermedad se presenta por lo regular a partir de los 40 años, pero cuando llega o rebasa los 60 años, se estima que más del 50 por ciento de los varones padece una hiperplasia prostática benigna, a diferencia de los varones entre los 70 y 80 años que presenta alguno de sus síntomas hasta el 90 por ciento.

El principal síntoma es la dificultad para orinar; por lo que el funcionario estatal sugiere a la población masculina acudir a su unidad médica de adscripción para solicitar los exámenes suficientes que indiquen el estado de salud de la próstata, y dependiendo del o los resultados, iniciar con un protocolo adecuado y a tiempo para evitar complicaciones posteriores.

El tratamiento es farmacológico y atenúa el problema con una clara tendencia a mejorar o disminuir los síntomas obstructivos e irritativos que son los que deterioran la calidad de vida de los pacientes, sin embargo hay que hacer los hallazgos conducentes en el estado físico del paciente y si se hace en tiempo y forma, los resultados son altamente favorables para la propia persona.

“El procedimiento es muy práctico, y ayuda a evitar una futura cirugía que es una situación más compleja y de inversión de más tiempo para la recuperación del paciente”, concluyó.