miércoles, agosto 12, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Indonesia condena a 5 años a ciudadano polaco por reunirse con separatistas

Indonesia condena a 5 años a ciudadano polaco por reunirse con separatistas

Yakarta, 3 may (EFE).- Un tribunal indonesio condenó a 5 años de prisión por traición al turista de nacionalidad polaca Jakub Fabian Skrzypski, ocho meses después de su arresto tras reunirse con miembros de una organización separatista en la provincia de Papúa, donde se libra un conflicto armado desde hace décadas.

El tribunal de la ciudad de Wamena, en el interior de la provincia, condenó también al estudiante papuano Simon Carlos Magal a 4 años de prisión por las conversaciones que ambos condenados tuvieron a través de internet y en persona en Papúa, en una sentencia anunciada la víspera.

La abogada defensora de Skrzypski, Latifah Anum Siregar, indicó a Efe en una conversación telefónica que apelarán la sentencia y mostró su sorpresa ante la decisión, ya que asegura que su cliente es inocente.

Skrzypski denunció hoy en una carta a la que tuvo acceso Efe que su juicio se basó en “suposiciones y mentiras” por parte de la Policía, quien “intimidó” a dos acompañantes para declarar “falsamente” en su contra.

“Considerando la falta de pruebas y el duro castigo a raíz de las demandas de la fiscalía, este juicio es una acto de venganza política”, asegura el inculpado, que reitera en la misiva su inocencia y apunta a que el proceso ha destrozado su vida personal y carrera profesional.

Las Fuerzas Armadas indonesias vincularon en un primer momento al turista polaco con el tráfico de armas, aunque en la acusación solo se incluyen cargos referentes a amenazar la seguridad del Estado, un delito por el que la fiscalía solicitó 10 años de cárcel.

Por su parte la ONG con base en Reino Unido Tapol asegura que Skrzypski, que residía en Suiza antes del arresto, es un turista que ha visitado anteriormente otras zonas de conflicto y afirma que solo actuó de forma imprudente.

El Gobierno indonesio restringe la entrada a académicos y periodistas a la provincia más oriental del archipiélago, donde 95 personas han muerto a manos de las Fuerzas de Seguridad indonesias entre 2010 y 2018, según Amnistía Internacional.

En enero uno de los activistas papuanos en el exilio más prominentes, Benny Wenda, presentó en las Naciones Unidas una petición de referéndum de autodeterminación firmada por 1,8 millones de papuanos.

Papúa ocupa la mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, un territorio rico en recursos naturales y donde el movimiento independentista cobró fuerza a partir de 1963, cuando Holanda se retiró de Indonesia, hasta entonces colonia suya.

La mitad oriental de la isla la integra el estado independiente de la República de Papúa Nueva Guinea. EFE

%d bloggers like this: