Informe dice avión presidencial polaco explotó antes estrellarse en Smolensk

EFE

Varsovia, 11 abr (EFE).- Un nuevo informe hecho público hoy por la comisión polaca que investiga el accidente aéreo de Smolensk (Rusia) en 2010, donde murieron 96 personas, entre ellas el entonces presidente de Polonia, Lech Kaczynski, asegura que el avión explotó en el aire, en contra de lo que afirmaba un estudio previo.

El aparato “se destruyó mientras estaba en el aire como resultado de una explosión”, señala el informe de la comisión que desde 2015 vuelve a investigar el siniestro.

El informe precisa que la explosión se produjo primero en el ala izquierda del avión presidencial polaco, un Tupolev 154, cuando el aparato se encontraba a más de 900 metros del aeropuerto de Smolensk.

Posteriormente, cuando el avión aún estaba en el aire, hubo una segunda explosión en el casco del avión, añade el texto.

El responsable de la comisión, en exministro de Defensa polaco Antoni Macierewicz, quien evitó hablar de atentado, señaló que próximamente la comisión emitirá un nuevo informe donde intentará profundizar en las causas que provocaron esas explosiones.

Macierewicz aseguró que la colisión no se debió a un error de los pilotos del avión polaco ni a las órdenes erróneas dadas por alguno de los tripulantes, tal y como se sugirió en los días que siguieron a la tragedia.

Con la victoria de Ley y Justicia (PiS) en las elecciones de 2015 en Polonia, la investigación sobre el accidente de Smolensk se reabrió al considerar que el informe previo, elaborado conjuntamente por las autoridades rusas y polacas del anterior Gobierno, no era correcto.

Este primer estudio achacaba el siniestro a un error de los pilotos polacos, unido a las malas condiciones meteorológicas y a errores en las indicaciones de los controladores aéreos de Smolensk.

El avión se estrelló al intentar aterrizar en Smolensk el 10 de abril de 2010 con 96 personas a bordo, en su mayoría miembros de la cúpula militar, eclesiástica y política de Polonia.

La comitiva, con el presidente polaco y su esposa a la cabeza, tenía previsto trasladarse a Katyn (Rusia), donde iban a asistir a un acto en memoria de los miles de oficiales polacos asesinados durante la II Guerra Mundial por orden de Josef Stalin.

El accidente de Smolensk sigue enfrentando a la sociedad polaca, dividida entre quienes aceptan la versión del primer informe y quienes creen que se debió a un atentado o sabotaje, detrás del cual podría estar Rusia. EFE