Inhabitables 95 viviendas del Centro Histórico

  • Podrían colapsar por daños en sus techos y paredes

Por: Andrei Maldonado

En carácter de inhabitables se encuentran por lo menos 95 viviendas del Centro Histórico de la capital, ya que el riesgo de colapso por daños en sus techos y paredes es sumamente elevado, por lo que personal de Protección Civil supervisa estas casas para que los indigentes no las ocupen.

La mayoría de estas fincas se encuentran desocupadas, sin embargo en algunas de ellas es posible acceder a través de boquetes en los muros provocados por colapsos antiguos, por lo que se supervisa que ninguna persona en condición de calle se adentre en ellas pues el riesgo a que se vengan abajo es alto.

El principal problema que se tiene es que los dueños de estas propiedades desestiman el peligro de no dar el mantenimiento adecuado a sus viviendas y al ser de carácter privado no se pueden intervenir; las autoridades verifican y dejan algún tipo de exhorto, pero los únicos responsables del mantenimiento son los dueños.

Otro punto para no intervenir se da en aquellas propiedades que se consideran por parte del INAH como patrimonio histórico las cuales, por reglamentación, no pueden ser intervenidas; por lo que se habrá de cotejar padrones pues hay casas que no se tienen contempladas como de valor histórico y ahí podrían darse derribos precautorios.

Será prioridad para el personal de Protección Civil estar alerta ante cualquier emergencia suscitada por el tema de las lluvias dentro del primer cuadro de la ciudad, por lo que se procederá a colocar sellos y anuncios de precaución para evitar que el desprendimiento de vigas y lozas pueda ocasionar algún daño a las personas que pasen por ellas.

A falta de cotejar los padrones con el Instituto Nacional de Antropología e Historia se trabaja con la estadística del año pasado que reporta cuando menos 200 casas con distinto tipo de riesgo, alto, mediano y bajo, aunque este listado variará una vez que terminen los primeros recorridos ya que muchas casas ya fueron modificadas o cayeron.

Por otra parte se supervisión de manera constante el cauce que llevan los ríos La Sauceda y El Tunal, esto por el desfogue de las presas Peña del Águila y Guadalupe Victoria, así como Garabitos y Santiago Bayacora donde se ha tenido que acordonar la zona para evitar que las personas intenten imprudentemente cruzar o sumergirse en los cuerpos de agua.